IRS Logo
Print - Click this link to Print this page

Dos Nuevos Beneficios Tributarios Ayudan a Empleadores Que Contratan y Retienen Trabajadores Desempleados

IR-2010-33SP  18 de marzo de 2010

WASHINGTON — Dos nuevos beneficios tributarios están ahora disponibles para los empleadores que contratan a empleados que previamente estaban desempleados o solamente trabajando tiempo parcial. Estas directrices son parte de el Acta de Incentivos de Contratación para Restaurar el Empleo (HIRE, por sus siglas en inglés) promulgada hoy.

Los empleadores que contratan trabajadores desempleados en éste año (después del 3 de febrero, 2010 y antes del 1º de enero, 2011) pudieran calificar para un incentivo de impuestos de nómina de 6.2 por ciento, efectivamente haciéndoles exentos de su porción de impuestos del Seguro Social en salarios pagados a estos trabajadores después de la fecha decretada. Esta reducción de los impuestos de nómina no tendrá ningún efecto en los beneficios futuros de Seguro Social del empleado, y los empleadores no obstante tendrán que retener el 6.2 por ciento de la porción del empleado para el Seguro Social, además del impuesto federal. Las porciones del empleador y el empleado para  los impuestos de Medicare también siguen aplicando a estos salarios.

Además, por cada trabajador retenido al menos por un año, los negocios pueden reclamar un crédito tributario general de negocio, de hasta $1000 por trabajador, cuando presenten sus declaraciones de impuestos de 2011.

“Estos créditos tributarios ofrecen un impulso primordial para los empleadores que están dispuestos a ampliar sus listas de empleados, y los negocios y organizaciones caritativas deben considerar estos beneficios al formular sus planes para el año próximo”, dijo Doug Shulman, Comisionado del IRS. 

Los dos beneficios tributarios son de ayuda especial a los empleadores que están añadiendo posiciones a su nómina. Los nuevos empleados que están llenando posiciones actuales también califican pero solamente si los trabajadores que están reemplazando se fueron voluntariamente o por motivo de queja. Miembros de la familia inmediata y otros familiares no califican.

Además, la nueva ley requiere que el empleador obtenga una declaración de cada empleado nuevo elegible certificando que el/ella estaba desempleado durante los 60 días antes de empezar a trabajar o, alternativamente, trabajaron menos de un total de 40 horas para alguien más durante el período de 60-días.

Los negocios, empleadores agrícolas, organizaciones exentas de impuestos y los colegios y universidades públicas todas califican para reclamar el beneficio tributario de nómina para empleados nuevos elegibles. Los empleadores con trabajadores domésticos no pueden calificar  para éste beneficio tributario.

Los empleadores reclaman el beneficio tributario en la declaración federal de la nómina que presentan, normalmente trimestralmente, al IRS. Los empleadores elegibles podrán reclamar el nuevo incentivo tributario en su declaración de nómina revisada para el segundo trimestre del 2010. Los formularios revisados y detalles adicionales sobre estas dos directrices tributarias nuevas serán publicadas en IRS.gov durante las próximas semanas.

Page Last Reviewed or Updated: 17-Aug-2012