25.   Pérdidas por Hecho Fortuito y Robo no Relacionadas con los Negocios

Qué Hay de Nuevo

Nueva Sección C en el Formulario 4684 para esquemas de inversión de tipo Ponzi (Ponzi-type schemes). La Sección C del Formulario 4684 (disponible en inglés) es nueva para el año 2013. Usted debe completar la Sección C si está reclamando una deducción de pérdida por robo debido a un esquema de inversión de tipo Ponzi (Ponzi-type scheme) y estará usando el Procedimiento Tributario (Revenue Procedure) 2009-20, según modificado por el Procedimiento Tributario (Revenue Procedure) 2011-58. La Sección C del Formulario 4864 reemplaza el Anexo A del Procedimiento Tributario (Revenue Procedure) 2009-20. No necesita completar el Anexo A. Para más información, vea Pérdidas provenientes de esquemas de inversión de tipo Ponzi (Ponzi-type schemes) en este capítulo.

Introduction

Este capítulo explica el trato tributario de pérdidas personales (no relacionadas con los negocios o las inversiones) por hecho fortuito, pérdidas por robo y pérdidas en depósitos.

Este capítulo también presenta los siguientes temas:

  • Cómo calcular el monto de su pérdida.

  • Cómo considerar seguros y otros reembolsos que reciba.

  • Límites de la deducción.

  • Cuándo y cómo declarar la ocurrencia de un hecho fortuito o robo.

Formularios que tiene que presentar.    Si es víctima de un hecho fortuito o robo, tiene que presentar el Formulario 4684, en inglés. Asimismo, tiene que presentar por lo menos uno de los siguientes formularios, todos en inglés:
  • Anexo A (Formulario 1040), Itemized Deductions (Deducciones detalladas).

  • Anexo D (Formulario 1040), Capital Gains and Losses (Ganancias y pérdidas de capital).

Expropiaciones forzosas.   Para obtener información sobre expropiaciones de propiedad, vea Involuntary Conversions (Conversiones involuntarias) en el capítulo 1 de la Publicación 544, Sales and other Disposition of Assets (Ventas y otras enajenaciones de bienes), en inglés.

Registro para el cálculo de pérdidas por hecho fortuito y robo.    La Publicación 584SP está a su disposición para ayudarle a hacer una lista de artículos de propiedad personal que hayan sido robados o hayan sufrido daños, y luego calcular su pérdida. En dicha publicación se incluyen tablas para ayudarle a calcular el monto de las pérdidas de su casa, artículos del hogar y sus vehículos motorizados.

Pérdidas relacionadas con negocios o inversiones.   Para obtener información sobre pérdidas de propiedad de un negocio o de generación de ingresos debido a hechos fortuitos o robo, vea la Publicación 547(SP), Hechos Fortuitos, Desastres y Robos.

Useful Items - You may want to see:

Publicación

  • 544 Sales and Other Dispositions of Assets (Ventas y otras enajenaciones de activos), en inglés

  • 547(SP) Hechos Fortuitos, Desastres y Robos

  • 584SP Registro de Pérdidas por Hechos Fortuitos (Imprevistos), Desastres y Robos (Propiedad de uso personal) 

Formulario (e Instrucciones)

  • Anexo A (Formulario 1040) Itemized Deductions (Deducciones detalladas), en inglés

  • Anexo D (Formulario 1040) Capital Gains and Losses (Ganancias y pérdidas de capital), en inglés

  • 4684 Casualties and Thefts (Hechos fortuitos y robos), en inglés

Hecho Fortuito

Un hecho fortuito es el daño, la destrucción o la pérdida de propiedad ocasionados por un acontecimiento identificable y repentino, inesperado o poco común.

  • Un acontecimiento repentino es aquél que ocurre rápidamente; no es paulatino ni progresivo.

  • Un acontecimiento inesperado es aquél que comúnmente no se anticipa ni es intencionado.

  • Un acontecimiento poco común es aquél que no ocurre a diario y no es algo típico dentro de las actividades que usted realiza.

Pérdidas deducibles.   Las pérdidas deducibles por hechos fortuitos pueden deberse a diversas causas, entre ellas:
  • Accidentes automovilísticos (vea las excepciones en el tema Pérdidas no deducibles , que aparece a continuación).

  • Terremotos.

  • Incendios (vea las excepciones en el tema Pérdidas no deducibles , que aparece a continuación).

  • Inundaciones.

  • Demolición o reubicación de una vivienda poco segura por orden del gobierno debido a un desastre, como se explica en la sección Pérdidas en Zonas de Desastre en la Publicación 547(SP).

  • Hundimientos (derrumbes) de minas.

  • Naufragios.

  • Estallidos supersónicos.

  • Tormentas, incluidos huracanes y tornados.

  • Ataques terroristas.

  • Vandalismo.

  • Erupciones volcánicas.

Pérdidas no deducibles.   Una pérdida por hecho fortuito no es deducible si el daño o la destrucción ha sido causado por los siguientes factores:
  • El quiebre accidental de artículos como, por ejemplo, vasos o vajilla fina en condiciones normales.

  • Una mascota de la familia (se explica más adelante).

  • Un incendio si usted, por voluntad propia, lo prendió o le pagó a alguien para que lo prendiera.

  • Un accidente automovilístico si éste fue causado por su propia negligencia o acto voluntario. Esto también es aplicable si el acto o negligencia de alguna persona que actuaba en nombre suyo fue causa del accidente.

  • Deterioro progresivo (explicado más adelante).

Mascota de la familia.   La pérdida de bienes debido a daños causados por una mascota de la familia no es deducible como pérdida por hecho fortuito a menos que se cumplan los requisitos indicados anteriormente bajo Hecho Fortuito .

Ejemplo.

Antes de acostumbrarse a su casa, su nuevo cachorro causó daños a su alfombra oriental antigua. Debido a que los daños no fueron inesperados ni fuera de lo común, la pérdida resultante no se puede deducir como pérdida por hecho fortuito.

Deterioro progresivo.    La pérdida de propiedad por causa de deterioro progresivo no es deducible como hecho fortuito. Esto se debe a que el daño ocurre como resultado de un funcionamiento permanente o un proceso normal, en lugar de ser resultado de un acontecimiento repentino. A continuación se presentan algunos ejemplos de daños producidos por el deterioro progresivo:
  • El debilitamiento continuo de un edificio debido al viento normal y las condiciones del tiempo.

  • El deterioro y daño causados a un calentador de agua que explota. Sin embargo, el óxido y el daño por el agua a alfombras y cortinas al explotar el calentador, sí se considera hecho fortuito.

  • La mayoría de las pérdidas de propiedad por motivo de sequía. Para que una pérdida relacionada con sequía sea deducible, por lo general, tiene que ocurrir durante un oficio o negocio o alguna transacción en la que se participe con fines de lucro.

  • Daño por termitas o polillas.

  • El daño o destrucción de árboles, arbustos u otras plantas, causado por hongos, enfermedades, insectos, gusanos o pestes similares. Sin embargo, si ocurre una destrucción repentina debido a una infestación poco común de escarabajos u otros insectos, ésta puede dar lugar a una pérdida por hecho fortuito.

Daños ocasionados por paneles de yeso (drywall) corrosivos.   Conforme a un procedimiento especial, es posible que pueda reclamar una deducción por pérdidas fortuitas si su vivienda y sus electrodomésticos quedaron dañados por paneles de yeso corrosivos y usted pagó los costos para reparar dichos bienes. Para información adicional, vea la Publicación 547(SP).

Robo

Un robo es el acto de tomar y sacar dinero o propiedad con la intención de privar al dueño de éstos. Tomar la propiedad tiene que ser ilegal conforme a las leyes del estado donde el robo tuvo lugar y tiene que haberse realizado con intenciones delictivas. No es necesario indicar una condena por robo.

Un robo incluye tomar dinero o propiedad a través de los siguientes medios:

  • Chantaje.

  • Escalamiento (violación de domicilio).

  • Malversación.

  • Extorsión.

  • Secuestro para exigir rescate.

  • Hurto.

  • Robo.

Tomar dinero o bienes mediante fraude o declaraciones falsas constituye robo si es un acto ilegal conforme a las leyes estatales o locales.

Disminución del valor de mercado de acciones.   No puede deducir como pérdida por robo la disminución del valor de las acciones que haya adquirido en el mercado abierto con fines de inversión si dicha disminución es causada por la revelación de un fraude contable u otro tipo de conducta ilegal por parte de los funcionarios o directores de la entidad que emitió las acciones. Sin embargo, puede deducir como pérdida de capital la pérdida que haya tenido al vender o intercambiar las acciones o si éstas pierden totalmente su valor. Se declara una pérdida de capital en el Anexo D (Formulario 1040), en inglés. Para obtener más información sobre la venta de acciones, acciones sin valor y pérdidas de capital, vea el capítulo 4 de la Publicación 550, en inglés.

Propiedad extraviada o perdida.   La simple desaparición de dinero o propiedad no constituye un robo. Sin embargo, una pérdida o desaparición accidental de propiedad puede considerarse hecho fortuito si es el resultado de un acontecimiento identificable que ocurre de manera repentina, inesperada o poco común. Los acontecimientos repentinos, inesperados y poco comunes se definen en una sección anterior.

Ejemplo.

Se cierra una puerta de su automóvil accidentalmente en su mano y rompe el engaste de su anillo de diamante. El diamante se cae del anillo y nunca lo pudo encontrar. La pérdida del diamante es un hecho fortuito.

Pérdidas provenientes de esquemas de inversión de tipo Ponzi (Ponzi-type schemes).   Si sufrió una pérdida por un esquema de inversión de tipo Ponzi, vea:
Si reúne los requisitos y opta por seguir los procedimientos indicados en el Procedimiento Tributario (Revenue Procedure) 2009-20, según modificado por el Procedimiento Tributario (Revenue Procedure) 2011-58, primero debe completar la Sección C del Formulario 4684, en inglés, para determinar la cantidad a entrar en la línea 28 de la Sección B. No complete las líneas 19 a la 27. La Sección C reemplaza al Anexo A del Procedimiento Tributario (Revenue Procedure) 2009-20. No necesita completar el Anexo A. Para información adicional, vea la orden reglamentaria sobre impuestos y los procedimientos tributarios mencionados anteriormente y las Instrucciones para el Formulario 4684.

  Si escoge no utilizar el procedimiento del Procedimiento Tributario (Revenue Procedure) 2009-20, usted puede declarar su pérdida por robo completando las líneas 19 a la 39 de la Sección B, según corresponda.

Pérdidas de Depósitos

Una pérdida de depósitos monetarios puede ocurrir cuando un banco, una cooperativa de crédito u otra institución financiera se declara insolvente o en quiebra (bancarrota). Si usted ha sufrido este tipo de pérdida, puede escoger uno de los métodos siguientes para deducir dicha pérdida:

  • Pérdida por hechos fortuitos.

  • Pérdida ordinaria.

  • Deuda incobrable no relacionada con los negocios.

Pérdida ordinaria o por hechos fortuitos.   Tiene la opción de deducir una pérdida de depósitos como hecho fortuito o como pérdida ordinaria, cualquier año en el que pueda calcular de manera razonable la cantidad de depósitos que ha perdido en una institución financiera insolvente o en quiebra. Generalmente puede escoger esta opción cuando presente su declaración de impuestos para ese año y es aplicable a todas las pérdidas en depósitos que haya tenido ese año y en esa institución financiera en particular. Si trata la pérdida como pérdida por hecho fortuito o pérdida ordinaria, no puede considerar la misma cantidad de la pérdida como deuda incobrable no relacionada con los negocios cuando dicha cantidad pierda su valor total. Sin embargo, sí puede tomar una deducción por deuda incobrable no relacionada con los negocios por todo monto de pérdida cuyo valor sea superior a la cantidad estimada que dedujo como pérdida por hecho fortuito o pérdida ordinaria. Una vez que haya tomado esta opción, no puede cambiarla sin autorización del IRS.

  Si declara una pérdida ordinaria, reclámela como una deducción miscelánea detallada en la línea 23 del Anexo A (Formulario 1040). La cantidad máxima que puede reclamar es $20,000 ($10,000 si es casado y presenta la declaración por separado), menos toda ganancia que espere recibir de algún seguro estatal. El monto de la pérdida está sujeto al límite del 2% del ingreso bruto ajustado. No puede declarar una pérdida ordinaria si alguna parte de dichos depósitos está asegurada por el gobierno federal.

Deudas incobrables no relacionadas con los negocios.   Si decide no deducir la pérdida como pérdida por hecho fortuito o pérdida ordinaria, tendrá que esperar hasta el año en que se determine la pérdida real y entonces deducirla en ese año como deuda incobrable no relacionada con los negocios.

Cómo hacer la declaración.   El tipo de deducción que escoja para su pérdida de depósitos determinará cómo debe declarar su pérdida. Si escoge:
  • Pérdida por hecho fortuito — declárela primero en el Formulario 4684 y luego en el Anexo A del Formulario 1040, ambos en inglés.

  • Pérdida ordinaria — declárela en el Anexo A del Formulario 1040 como una deducción miscelánea detallada.

  • Deuda incobrable no relacionada con los negocios — declárela primero en el Formulario 8949 y luego en el Anexo D del Formulario 1040, ambos en inglés.

Información adicional.   Para más información, vea la sección titulada Special Treatment for Losses on Deposits in Insolvent or Bankrupt Financial Institutions (Trato especial para pérdidas de depósitos en instituciones financieras insolventes o en quiebra) en las instrucciones del Formulario 4684 o Deposit in Insolvent or Bankrupt Financial Institution (Depósito en una institución financiera insolvente o en quiebra) en la Publicación 550, ambas en inglés.

Comprobación de las Pérdidas

Para poder deducir una pérdida por hecho fortuito o una pérdida por robo, tiene que poder demostrar que dicho hecho fortuito o robo ocurrió. También tiene que poder justificar la cantidad que declare como deducción.

Comprobación de las pérdidas por hecho fortuito.   Para deducir una pérdida por hecho fortuito, sus datos deben mostrar todo lo siguiente:

  • El tipo de hecho fortuito (accidente automovilístico, incendio, tormenta, etc.) y la fecha en que ocurrió.

  • Que la pérdida ocurrió como resultado directo de dicho hecho fortuito.

  • Que usted era dueño de la propiedad o, si la alquilaba de otra persona, que usted tenía la responsabilidad contractual hacia el dueño por los daños.

  • Si existe una solicitud de reembolso con expectativas razonables de recibirlo.

Comprobación de las pérdidas por robo.   Para deducir una pérdida por robo, sus datos deben mostrar todo lo siguiente:
  • La fecha en la que descubrió que su propiedad había desaparecido.

  • Que su propiedad fue robada.

  • Que usted era el dueño de dicha propiedad.

  • Si existe una solicitud de reembolso con expectativas razonables de recibirlo.

Es importante que tenga la documentación necesaria que demuestre el monto de la deducción. Si no tiene documentos que corroboran dicha deducción, puede usar otro tipo de pruebas satisfactorias para estos efectos.

Cómo Calcular una Pérdida

Calcule el monto de la pérdida utilizando los pasos siguientes:

  1. Determine la base ajustada de la propiedad antes de haber ocurrido el hecho fortuito o robo.

  2. Determine la baja del valor justo de mercado de la propiedad a causa del hecho fortuito o robo.

  3. De la cantidad más baja entre las cantidades de los puntos (1) y (2), reste el monto de todo otro seguro o reembolso que haya recibido o espere recibir.

En el caso de propiedad para uso personal y propiedad utilizada durante la prestación de servicios como empleado, aplique los límites de la deducción que se explican más adelante para calcular la cantidad de pérdida que puede deducir.

Ganancias por reembolsos.   Tiene una ganancia si el reembolso es mayor que la base ajustada de la propiedad. Esto ocurre aun cuando la disminución del valor justo de mercado de la propiedad es menor que la base ajustada. Si obtiene una ganancia, posiblemente tenga que pagar impuestos sobre esa cantidad o tal vez pueda posponer la declaración de dicha ganancia. Vea la Publicación 547(SP) para más información sobre cómo tratar una ganancia proveniente del reembolso de un hecho fortuito o robo.

Propiedad alquilada.   Si es responsable de los daños causados por hecho fortuito a una propiedad que alquila, su pérdida es la cantidad que tiene que pagar para reparar la propiedad menos todo seguro u otro reembolso que reciba o espere recibir.

Disminución del Valor Justo de Mercado

El valor justo de mercado (FMV, por sus siglas en inglés) es el precio por el cual podría vender su propiedad a un comprador dispuesto a comprar cuando ninguno de los dos tiene que vender o comprar y ambos conocen todos los hechos pertinentes.

La disminución del valor justo de mercado que se utiliza para calcular el monto de la pérdida por hecho fortuito o robo es la diferencia entre el valor justo de mercado de la propiedad inmediatamente antes e inmediatamente después de ocurrir el hecho fortuito o robo.

Valor justo de mercado de la propiedad robada.   El valor justo de mercado de la propiedad inmediatamente después de un robo se considera cero, puesto que usted ya no tiene la propiedad.

Ejemplo.

Usted compró dólares de plata por un valor nominal de $150 hace varios años. Ésta es la base ajustada de esa propiedad. Este año, le robaron los dólares de plata. El valor justo de mercado de las monedas era $1,000 justo antes de ser robadas y no las cubría el seguro. Su pérdida por robo es $150.

Propiedad robada recuperada.   La propiedad robada recuperada es propiedad suya que le fue robada y posteriormente devuelta a usted. Si recupera propiedad después de haber incluido una deducción de pérdida por robo, tiene que volver a calcular la pérdida utilizando la base ajustada más baja de la propiedad (la cual se explica más adelante) o la disminución del valor justo de mercado desde el momento inmediatamente antes de que fuera robada hasta el momento en que se recuperó. Use esta cantidad para volver a calcular la pérdida total para el año en el que se dedujo dicha pérdida.

  Si el monto de la pérdida recalculada es menor que la pérdida que dedujo, generalmente tiene que declarar la diferencia como ingresos en el año en que la recuperó. Pero declare la diferencia sólo hasta la cantidad de la pérdida que redujo su impuesto. Para obtener más información sobre la cantidad que debe declarar, vea Recuperación de Fondos en el capítulo 12.

Cómo Calcular la Disminución del Valor Justo de Mercado— Aspectos que se Deben Tener en Cuenta

Para calcular la disminución del valor justo de mercado debido a un hecho fortuito o un robo, por lo general, necesita una tasación competente. No obstante, también se pueden emplear otras medidas para establecer ciertas disminuciones.

Tasación.   Un tasador competente debe realizar una tasación para determinar la diferencia entre valor justo de mercado de la propiedad inmediatamente antes de ocurrir el hecho fortuito o robo e inmediatamente después. El tasador tiene que tener en cuenta los efectos de toda baja general del mercado que pueda ocurrir paralelamente con el hecho fortuito. Esta información es necesaria para limitar toda deducción de la pérdida real que se originó por el daño a la propiedad.

  Existen varios factores importantes para evaluar la exactitud de una tasación, entre ellos:
  • El conocimiento del tasador sobre su propiedad antes y después del hecho fortuito o robo.

  • El conocimiento del tasador sobre la venta de propiedades similares en esa zona.

  • El conocimiento del tasador sobre las condiciones de la zona donde ocurrió el hecho fortuito.

  • El método de tasación que utilice el tasador.

  
Para establecer la cantidad de su pérdida por desastre debido a un desastre declarado como tal por el gobierno federal, quizá podría utilizar una tasación obtenida para un préstamo del gobierno federal (o una garantía de préstamo federal). Para obtener más información sobre desastres, vea la sección titulada Pérdidas en Zonas de Desastre en la Publicación 547(SP).

Costo de limpieza y reparaciones.   El costo de reparar propiedad dañada no es parte de la pérdida por hechos fortuitos. Tampoco lo es el costo de la limpieza después de un hecho fortuito. Pero puede utilizar el costo de la limpieza o de las reparaciones después de un hecho fortuito como una medida de la disminución del valor justo de mercado, si cumple con todas las condiciones siguientes:
  • Las reparaciones de hecho se realizan.

  • Las reparaciones son necesarias para que la propiedad vuelva a su condición anterior a que ocurriera el hecho fortuito.

  • La cantidad que se gasta en reparaciones no es excesiva.

  • Las reparaciones se realizan únicamente para reparar los daños.

  • El valor de la propiedad después de efectuadas las reparaciones no es, debido a dichas reparaciones, mayor que el valor de la propiedad antes de ocurrir el hecho fortuito.

Jardines.   El costo de restaurar jardines a su condición original después de un hecho fortuito podría indicar la disminución del valor justo de mercado. Es posible que pueda medir la pérdida según lo que gaste en las siguientes actividades:
  • Sacar árboles y arbustos destruidos o dañados, menos el valor de todo artículo salvado que haya recibido.

  • Podar y tomar otras medidas a fin de conservar árboles y arbustos dañados.

  • Volver a plantar si es necesario para restaurar la propiedad a su valor aproximado antes de ocurrir el hecho fortuito.

Valor de automóviles.    Los libros de diversas organizaciones automovilísticas que incluyan información sobre su automóvil pueden ser útiles para calcular el valor del mismo. Puede usar los valores de venta al por menor que aparecen en los libros y modificarlos según factores como el millaje y la condición de su vehículo para calcular el valor. Los precios no son oficiales, pero podrían ser útiles para determinar el valor del auto y sugerir precios relativos que sirvan de comparación con las ventas y ofertas actuales de su zona. Si su automóvil no aparece en esos libros, determine el valor basándose en otras fuentes. La oferta que reciba de un concesionario por su automóvil como parte del pago por uno nuevo normalmente no es un cálculo de su valor real.

Cómo Calcular la Disminución del Valor Justo de Mercado— Aspectos que no se Deben Tener en Cuenta

Por lo general, no se deben tener en cuenta los siguientes puntos al calcular la disminución del valor justo de mercado de su propiedad.

Costos de protección.   El costo de proteger su propiedad contra un hecho fortuito o robo no es parte de las pérdidas por hecho fortuito o robo. La suma que gaste para proteger su casa de tormentas, ya sea en seguros o colocando tablones sobre las ventanas, no constituye parte de la pérdida.

  Si realiza mejoras permanentes en su propiedad para protegerse de un hecho fortuito o robo, agregue el costo de estas mejoras a la base de la propiedad. Un ejemplo sería el costo de un dique para prevenir inundaciones.

Excepción.   Los gastos en los que incurrió en relación a pagos calificados de mitigación de desastres no se pueden añadir a la base de la propiedad, ni deducirse como gastos de negocio. Vea Pérdidas en Zonas de Desastre en la Publicación 547(SP).

Gastos imprevistos.   Los gastos imprevistos en los que incurra por causa de un hecho fortuito o robo, como por ejemplo los gastos de tratamiento de lesiones personales, gastos de vivienda temporal o de alquilar un automóvil, no constituyen parte de su pérdida por hecho fortuito o robo.

Costo de reposición.   Los costos de reposición de bienes robados o destruidos no son parte de la pérdida por hecho fortuito o robo.

Valor sentimental.   No tenga en cuenta el valor sentimental cuando calcule su pérdida. Si un retrato familiar, artículos heredados o recuerdos han sido dañados, destruidos o robados, tiene que basar su pérdida sólo en el valor justo de mercado de estos bienes, limitado por su base ajustada en dichos bienes.

Disminución del valor de mercado de la propiedad en la zona del hecho fortuito o en sus alrededores.   No se puede tener en cuenta la disminución del valor de una propiedad por encontrarse en una zona afectada por un hecho fortuito o en los alrededores de esa zona, o en una zona que podría volver a sufrir un hecho de este tipo. Su pérdida es sólo por los daños reales a la propiedad. Sin embargo, si su hogar se encuentra en un área declarada zona de desastre por el gobierno federal, vea Pérdidas en Zonas de Desastre en la Publicación 547(SP).

Costos de fotografías y tasaciones.    Las fotografías tomadas después de haber ocurrido el hecho fortuito servirán para establecer la condición y el valor de la propiedad después de los daños. También serán útiles las fotografías que muestren la condición de la propiedad después de haber sido reparada, restaurada o repuesta.

  Se usan tasaciones para calcular la disminución del valor justo de mercado por un hecho fortuito o robo. Para obtener información sobre las tasaciones, vea Tasación en la sección anterior titulada Cómo Calcular la Disminución del Valor Justo de Mercado — Aspectos que se Deben Tener en Cuenta.

  Los costos de fotografías y tasaciones usadas como prueba del valor y condición de la propiedad dañada por causa de un hecho fortuito no son parte de la pérdida. Puede declarar estos costos como una deducción miscelánea detallada sujeta al límite del 2% del ingreso bruto ajustado del Anexo A (Formulario 1040). Para más información acerca de las deducciones misceláneas, vea el capítulo 28.

Base Ajustada

La base ajustada es el grado de inversión (o base) que usted tiene en los bienes (normalmente el costo) que posee, el cual se ve aumentado o disminuido por varios acontecimientos, como mejoras y pérdidas por hecho fortuito. Para más información, vea el cápitulo 13.

Seguro y Otros Reembolsos

Si recibe un pago de un seguro u otro tipo de reembolso, tiene que restar el monto del reembolso cuando calcule su pérdida. No tendrá pérdida por hechos fortuitos o por robo en la medida en que se le reembolse.

Si espera un reembolso parcial o total de la pérdida, tiene que restar el monto del reembolso esperado cuando calcule la pérdida. Tiene que reducir la pérdida aun si no recibe el pago hasta un año tributario posterior. Vea más adelante la sección titulada Reembolso Recibido Después de la Deducción de una Pérdida .

En caso de no presentar una reclamación de reembolso.   Si su propiedad está asegurada, tiene que presentar oportunamente al seguro una reclamación de reembolso de la pérdida. De lo contrario, no puede deducir esta pérdida como hecho fortuito o robo. Sin embargo, la porción de la pérdida que no cubre el seguro no está sujeta a esta regla (por ejemplo, un monto deducible).

Ejemplo.

Usted tiene una póliza de seguro de automóvil con un deducible de $1,000. Como su seguro no cubrió los primeros $1,000 de un choque automovilístico, los $1,000 constituirían una suma deducible (sujeta a los límites de la deducción que se explican más adelante). Esto es cierto aun si no presenta una reclamación de reembolso al seguro, ya que su póliza de seguro bajo ninguna circunstancia le hubiera reembolsado la suma deducible.

Tipos de Reembolsos

El tipo de reembolso más común es el pago del seguro por bienes robados o dañados. A continuación se examinan otros tipos de reembolsos. Vea también las Instrucciones del Formulario 4684, en inglés.

Fondo de emergencia del empleador en caso de desastre.   Si recibe dinero proveniente del fondo de emergencia del empleador en caso de desastre y tiene que utilizar ese dinero para arreglar o reponer bienes sobre los cuales declara una deducción de pérdida por hecho fortuito, tiene que tener en cuenta esa suma cuando calcule dicha deducción. Tenga en cuenta sólo la cantidad que utilizó para reponer los bienes destruidos o dañados.

Ejemplo.

Su vivienda sufrió daños considerables en un tornado. El monto de su pérdida después del reembolso de la compañía de seguros fue de $10,000. Su empleador estableció un fondo de ayuda en caso de desastre para los empleados. Aquellos empleados que recibieron dinero de ese fondo tuvieron que usarlo para reparar o reponer los bienes que resultaron dañados o destruidos. Usted recibió $4,000 como parte de este fondo y gastó toda esa suma haciendo reparaciones a su casa. Al calcular su pérdida por hecho fortuito, tiene que restar del total de su pérdida no reembolsada ($10,000) los $4,000 que recibió del fondo de su empleador. Por lo tanto, su pérdida por hechos fortuitos antes de aplicar los límites de la deducción (que se examinan más adelante) es de $6,000.

Regalos en efectivo.   Si, como víctima de algún desastre, recibe donaciones excluibles en efectivo, y no existen límites sobre cómo puede usar el dinero, no puede reducir la pérdida por hecho fortuito con este tipo de donaciones. Esto es aplicable aun cuando use el dinero para pagar reparaciones de la propiedad dañada en el desastre.

Ejemplo.

Su vivienda fue dañada por un huracán. Sus familiares y vecinos le dieron donaciones en efectivo excluibles de sus ingresos. Usted utilizó parte de esas donaciones para realizar reparaciones en su vivienda. No hubo límites ni restricciones sobre cómo debía usar ese dinero en efectivo. Como era una donación excluible de su ingreso, el dinero que recibió y usó para pagar esas reparaciones no reduce el monto de la pérdida por hechos fortuitos de su casa dañada.

Pagos del seguro por gastos de manutención.   No reduzca la pérdida por hechos fortuitos con pagos que haya recibido del seguro para cubrir gastos de manutención en cualquiera de las dos situaciones siguientes:
  • Si pierde el uso de su vivienda principal debido a un hecho fortuito.

  • Si las autoridades del gobierno no le permiten acceso a su vivienda principal por causa de un hecho fortuito o por amenaza de que éste ocurra.

Inclusión en los ingresos.   Si estos pagos del seguro son mayores al aumento temporal de sus gastos de manutención, tiene que incluir el excedente en sus ingresos. Declare esta cantidad en la línea 21 del Formulario 1040. Sin embargo, si el hecho fortuito tuvo lugar en una zona de desastre declarada por el gobierno federal, ninguno de los pagos del seguro será tributable. Vea Pagos calificados para mitigación de desastres bajo Pérdidas en Zonas de Desastre en la Publicación 547(SP).

  El aumento temporal de los gastos de manutención es la diferencia entre los gastos de manutención reales en los que su familia y usted han incurrido durante el período en que no pudieron usar su vivienda y los gastos normales de manutención para ese período. Los gastos de manutención reales son aquellos gastos razonables y necesarios en los que se ha incurrido debido a la pérdida de su vivienda principal. Por lo general, estos gastos incluyen las cantidades pagadas por:
  • Alquiler de una vivienda adecuada.

  • Transporte.

  • Alimentos.

  • Servicios públicos.

  • Servicios misceláneos.

Los gastos normales de manutención son los gastos en los cuales normalmente hubiera incurrido, pero no lo hizo por haber ocurrido un hecho fortuito o por la amenaza de que uno ocurriera.

Ejemplo.

Usted tuvo que abandonar su apartamento durante un mes a causa de un incendio y alojarse en un motel. Normalmente paga $525 al mes de alquiler, pero no tuvo que pagar durante el mes en que el apartamento estuvo desocupado. Este mes pagó $1,200 por alojarse en un motel. Normalmente paga $200 al mes en alimentación. Sus gastos de alimentación durante este mes fueron de $400. Usted recibió $1,100 de su compañía de seguros para cubrir sus gastos de manutención. Calcule el pago que tiene que incluir en los ingresos de la siguiente manera:

1) Pagos del seguro para gastos de manutención $1,100
2) Gastos reales durante el mes en que no puede vivir en su casa debido al incendio 1,600  
3) Gastos normales de manutención 725  
4) Aumento temporal de los gastos de manutención:  
Reste la línea 3 de la línea 2
875
5) Cantidad del pago que se puede incluir en el ingreso: Reste la línea 4  
de la línea 1
$ 225

Año tributario en el cual se incluye la cantidad.   La parte del pago del seguro sujeta a impuestos se incluye como ingreso para el año en que vuelva a hacer uso de su vivienda principal o, si ocurre más adelante, el año en el que reciba la parte tributable del pago del seguro.

Ejemplo.

En agosto de 2011, su vivienda principal fue destruida por un tornado. En el mes de noviembre de 2012, usted volvió a habitar su vivienda. Los pagos que recibió del seguro en los años 2011 y 2012 fueron $1,500 más que el aumento temporal de sus gastos de manutención durante esos 2 años. Esta cantidad se incluye como ingresos en el Formulario 1040 de 2012. Si durante 2013 recibe pagos adicionales para cubrir los gastos de manutención que tuvo en 2011 y 2012, tiene que incluir esos pagos como ingresos en su Formulario 1040 de 2013.

Asistencia en caso de desastre.   Los alimentos, suministros médicos y otras formas de asistencia que usted reciba no reducen su monto de pérdida por hechos fortuitos, a menos que sean una reposición de bienes perdidos o destruidos.

Los pagos calificados de asistencia en caso de desastre que reciba por gastos en los que haya incurrido derivados de un desastre declarado por el gobierno federal no son ingresos tributables en su caso. Para mayor información, vea Pérdidas en Zonas de Desastre en la Publicación 547(SP).

Los pagos de ayuda por desempleo en caso de desastre constituyen beneficios tributables por desempleo.

Por lo general, los subsidios de asistencia en casos de desastre y los pagos para atenuar desastres que reúnen los requisitos y que se reciban conforme a la Robert T. Stafford Disaster Relief and Emergency Assistance Act (Ley Robert T. Stafford de Asistencia en Caso de Desastre y de Emergencia) o al National Flood Insurance Act (Ley del Seguro Nacional en caso de Inundaciones) (según vigente el 15 de abril de 2005) no se incluyen en sus ingresos. Vea Pérdidas en Zonas de Desastre en la Publicación 547(SP).

Reembolso Recibido Después de la Deducción de una Pérdida

Si calculó su pérdida por hechos fortuitos o robo utilizando la cantidad del reembolso esperado, es posible que tenga que ajustar su declaración de impuestos para el año tributario en el cual reciba su reembolso real. Esta sección explica el ajuste que podría verse obligado a hacer.

Reembolso real menor a la cantidad esperada.   Si posteriormente recibe un reembolso menor de lo que esperaba, incluya esa diferencia como pérdida junto con las demás (si las hubiera) en la declaración del año en el cual razonablemente no espere recibir reembolso adicional.

Ejemplo.

En el año 2012, su automóvil personal tenía un valor justo de mercado de $2,000 cuando fue destruido en un choque con otro automóvil. El accidente se debió a la negligencia del otro conductor. Al final del año 2012, existía una posibilidad razonable de que el dueño del otro vehículo le reembolsara la totalidad de los daños. Usted no tuvo una pérdida deducible durante el 2012.

En enero de 2013, los tribunales le adjudicaron $2,000. Sin embargo, en el mes de julio se hizo evidente que no podría cobrar cantidad alguna del otro conductor. Puede deducir la pérdida en 2013 conforme a los límites explicados más adelante.

Reembolso real mayor a la cantidad esperada.   Si posteriormente recibe un reembolso que resulta ser mayor que la cantidad esperada, tras haber solicitado una deducción por la pérdida, puede que tenga que incluir el monto adicional del reembolso en sus ingresos del año en que lo recibió. No obstante, si alguna parte de la deducción original no redujo su impuesto para el año anterior, no incluya esa parte del reembolso en sus ingresos. No vuelva a calcular su impuesto para el año en que solicitó la deducción. Para más información, vea Recuperación de Fondos en el capítulo 12.

Si el total de todos los reembolsos que reciba es mayor a la base ajustada de los bienes destruidos o robados, obtendrá una ganancia a partir del hecho fortuito o robo. Si ya ha hecho una deducción por una pérdida y recibe ese reembolso posteriormente en otro año, es posible que tenga que incluir la ganancia en sus ingresos por el año posterior. Incluya la ganancia como ingreso ordinario hasta el monto de la deducción que redujo sus impuestos el año anterior. Vea Cómo Calcular una Ganancia en la Publicación 547(SP) para más información sobre cómo tratar una ganancia proveniente del reembolso de un hecho fortuito o robo.

Reembolso real por la cantidad esperada.   Si recibe un reembolso por la cantidad exacta que esperaba recibir, no tiene que incluir cantidad alguna en sus ingresos y no puede deducir pérdida adicional alguna.

Ejemplo.

En diciembre de 2013, usted tuvo un accidente cuando conducía su automóvil personal. Las reparaciones de su automóvil costaron $950. Usted tenía $100 como deducible de su seguro contra choques. Su compañía de seguros aceptó reembolsarle la cantidad correspondiente al resto de los daños. Como esperaba un reembolso de la compañía de seguros, en el año 2013 no tuvo una deducción de pérdida por hecho fortuito.

Debido a la regla de los $100 (tratada más adelante bajo Límites de la Deducción ), no puede deducir los $100 que pagó como suma deducible. Cuando reciba los $850 de la compañía de seguros en 2014, no los declare como ingresos.

Un Solo Hecho Fortuito en Bienes Múltiples

Bienes muebles.   Los bienes muebles son todos aquéllos que no sean bienes raíces. Si le roban bienes muebles, o si un hecho fortuito los daña o los destruye, tendrá que calcular la pérdida de cada artículo por separado. Luego combine dichas pérdidas para calcular el total de su pérdida procedente de aquel hecho fortuito o robo.

Ejemplo.

Un incendio en su casa destruyó una silla tapizada, una alfombra oriental y una mesa antigua. Usted no tenía seguro contra incendio para cubrir su pérdida. (Éste fue el único hecho fortuito o robo que sufrió durante el año). Pagó $750 por la silla y calculó que la misma tenía un valor justo de mercado de $500 justo antes del incendio. La alfombra costó $3,000 y tenía un valor justo de mercado de $2,500 justo antes del incendio. Compró la mesa en una subasta a un precio de $100 antes de enterarse de que era una antigüedad. La habían tasado en $900 antes del incendio. La pérdida de cada uno de esos artículos se calcula de la manera siguiente:

    Silla Alfombra Mesa
1) Base (costo) $750 $3,000 $100
2) Valor justo de mercado antes del incendio $500 $2,500 $900
3) Valor justo de mercado después del incendio –0– –0– –0–
4) Disminución del valor justo de mercado $500 $2,500 $900
5) Pérdida (cantidad menor entre la línea (1) o la línea (4)) $500 $2,500 $100
         
6) Pérdida total     $3,100

Bienes raíces.   Para calcular una pérdida de bienes raíces de uso personal, toda la propiedad (incluidas las mejoras como edificios, árboles y arbustos) se considera una sola. Calcule la pérdida utilizando la cantidad de la base ajustada o la disminución del valor justo de mercado de toda la propiedad, la que sea menor.

Ejemplo.

Usted compró su vivienda hace algunos años. En esa época pagó $160,000 ($20,000 por el terreno y $140,000 por la casa). También gastó $2,000 por concepto de jardinería ornamental. Este año, un incendio destruyó su vivienda. El incendio también ocasionó daños a los arbustos y árboles del patio. El incendio fue la única pérdida por hecho fortuito o robo que tuvo este año. Tasadores competentes valoraron la propiedad completa en $200,000 antes del incendio, pero sólo en $30,000 después de éste. (No se incluye la pérdida de enseres domésticos en este ejemplo. Ésta se calcularía por separado para cada artículo, como se explica anteriormente bajo Bienes muebles ). Poco después del incendio, la compañía de seguros le pagó $155,000 por la pérdida. La deducción de la pérdida por hecho fortuito se calcula de la siguiente forma:

1) Base ajustada de la propiedad completa (terreno, edificio y jardinería ornamental) $162,000
2) Valor justo de mercado de toda la propiedad antes del incendio $200,000
3) Valor justo de mercado de toda la propiedad después del incendio 30,000
4) Disminución del valor justo de mercado de toda la propiedad $170,000
5) Pérdida (cantidad menor entre la línea (1) o la línea (4)) $162,000
6) Reste la cantidad del seguro 155,000
7) Pérdida después del reembolso $7,000

Tabla 25-1. Cómo Aplicar los Límites de la Deducción por Bienes de Uso Personal

  Regla de los $100 Regla del 10%
Aplicación General Al calcular su deducción, tiene que restar $100 de cada pérdida por hecho fortuito o robo. Aplique esta regla después de haber calculado el monto de su pérdida. Tiene que restar el 10% de su ingreso bruto ajustado del total de las pérdidas por hecho fortuito o robo. Aplique esta regla después de haber descontado $100 (regla de los $100) de cada pérdida.
Un Solo Suceso Aplique esta regla sólo una vez, aún cuando se haya visto afectado un gran número de bienes. Aplique esta regla sólo una vez, aún cuando se haya visto afectado un gran número de bienes.
Más de un Suceso Aplique esta regla a la pérdida derivada de cada suceso. Aplique esta regla al total de pérdidas derivadas de todos los sucesos.
Más de una Persona– 
Con Pérdida del Mismo Suceso 
(que no sea una pareja casada que presenta una declaración conjunta)
Aplique esta regla independientemente a cada persona. Aplique esta regla independientemente a cada persona.
Pareja Casada– con pérdidas a partir del mismo suceso Declaración Conjunta Aplique esta regla como si fueran una sola persona. Aplique esta regla como si fueran una sola persona.
Declaración por Separado Aplique esta regla independientemente a cada cónyuge. Aplique esta regla independientemente a cada cónyuge.
Más de un Dueño 
(que no sea una pareja casada 
que presenta una declaración conjunta)
Aplique esta regla independientemente a cada propietario de una misma propiedad. Aplique esta regla independientemente a cada propietario de una misma propiedad.

Límites de la Deducción

Después de calcular la pérdida por hecho fortuito o robo, tiene que calcular cuánta parte de la pérdida puede deducir. Si la misma fue una pérdida en bienes de uso personal o de su familia, hay dos límites a la cantidad que puede deducir por el hecho fortuito o robo.

  1. Tiene que descontar $100 (regla de los $100) de cada pérdida por hecho fortuito o robo.

  2. Tiene que restar además el 10% de su ingreso bruto ajustado (regla del 10%) del total de sus pérdidas por hecho fortuito o robo.

Estas reducciones se hacen en el Formulario 4684, en inglés.

Estas reglas se explican a continuación y la Tabla 25-1 resume cómo aplicar la regla de los $100 y la regla del 10% en varias situaciones. Para explicaciones y ejemplos más detallados, vea la Publicación 547(SP).

Propiedad usada en parte para fines comerciales y en parte para fines personales.   Cuando los bienes se utilizan en parte para fines personales y en parte para fines comerciales o de generación de ingresos, la deducción de la pérdida por hechos fortuitos o robo se calcula por separado para la porción de uso personal y para la porción con fines comerciales o de generación de ingresos. Es preciso calcular ambas por separado porque la regla de los $100 y la regla del 10% son aplicables únicamente a la pérdida ocasionada en la porción para uso personal de la propiedad.

Regla de los $100

Después de calcular su pérdida de bienes de uso personal debido a un hecho fortuito o robo, tiene que restar $100 de esa pérdida. Esta reducción es aplicable a cada pérdida total por hecho fortuito o robo. No importa el número de bienes afectados en un suceso. Sólo será aplicable una reducción de $100.

Ejemplo.

Una tormenta de granizo causa daños a su casa y a su automóvil. Calcule la cantidad de la pérdida, como se explica anteriormente, para cada uno de estos artículos. Como las pérdidas se deben a un solo acontecimiento, combine las pérdidas y descuente $100 del monto combinado.

Un solo suceso.   Por lo general, los sucesos que están estrechamente relacionados en cuanto a origen causan un solo hecho fortuito. Es un solo hecho fortuito cuando el daño se deriva de dos o más causas estrechamente relacionadas, como por ejemplo, daños por viento e inundaciones provocados por la misma tormenta.

Regla del 10%

Tiene que restar, del total de sus pérdidas por hecho fortuito o robo causadas a bienes de uso personal, un 10% de su ingreso bruto ajustado. Aplique esta regla después de haber descontado $100 de cada pérdida. Para información adicional, vea las Instrucciones del Formulario 4684, en inglés. Si tiene ganancias y pérdidas por hecho fortuito o robo, vea más adelante la sección titulada Ganancias y pérdidas.

Ejemplo 1.

En junio, descubrió que robaron en su casa. Su pérdida después del reeembolso del seguro fue $2,000. Su ingreso bruto ajustado del año en el que descubrió el robo es $29,500. Primero se aplica la regla de los $100 y luego la regla del 10%. Calcule su deducción por concepto de pérdida por robo como se muestra a continuación:

1) Pérdida después del reembolso del seguro $2,000
2) Reste $100 100
3) Pérdida después de aplicar la regla de los $100 $1,900
4) Reste el 10% de $29,500 de ingreso bruto ajustado 2,950
5) Deducción de pérdida por robo –0–
     

Usted no tiene una deducción por concepto de pérdida por robo porque su pérdida después de haber aplicado la regla de los $100 ($1,900) es menor del 10% de su ingreso bruto ajustado ($2,950).

Ejemplo 2.

En marzo, usted tuvo un accidente automovilístico que destruyó completamente su vehículo. No tenía seguro contra accidentes y por lo tanto no recibió reembolso del seguro. La pérdida que tuvo en su automóvil fue $1,800. En noviembre, un incendio causó daños en el sótano de su casa y destruyó completamente los muebles, la máquina lavadora, la secadora y otros artículos que guardaba allí. Su pérdida de los artículos del sótano después del reembolso fue de $2,100. Su ingreso bruto ajustado para el año en que ocurrieron el accidente y el incendio es de $25,000. Usted calcula su deducción de pérdidas por hechos fortuitos de la siguiente forma:

       
    Vehículo Sótano
1) Pérdida $1,800 $2,100
2) Reste $100 por incidente 100 100
3) Pérdida después de aplicar la regla de los $100 $1,700 $2,000
4) Total de la pérdida $3,700
5) Reste el 10% de $25,000 del ingreso bruto ajustado 2,500
6) Deducción de pérdida por hecho fortuito $1,200

Ganancias y pérdidas.   Si tiene tanto ganancias como pérdidas por hechos fortuitos o robo de bienes de uso personal, tiene que comparar el total de ganancias con el total de pérdidas. Haga esto luego de haber descontado todo reembolso, y los $100, del monto de cada pérdida, pero antes de haber restado el 10% del ingreso bruto ajustado de las pérdidas.

Las ganancias por hecho fortuito o robo no incluyen ganancias que usted haya decidido aplazar. Vea la Publicación 547(SP) para más información sobre el aplazamiento de la declaración de una ganancia.

Pérdidas mayores a las ganancias.   Si sus pérdidas resultan ser mayores que sus ganancias reconocidas, reste las ganancias de las pérdidas y reste del resultado el 10% de su ingreso bruto ajustado. El resto, si lo hubiera, es su pérdida deducible proveniente de bienes de uso personal.

Ganancias mayores a las pérdidas.   Si las ganancias reconocidas son mayores que las pérdidas, reste las pérdidas de las ganancias. La diferencia se considera una ganancia de capital y tiene que declararse en el Anexo D (Formulario 1040). La regla del 10% no es aplicable a las ganancias.

Cuándo Declarar Ganancias y Pérdidas

Ganancias.   Si recibe un reembolso de seguros o de otro tipo que sea mayor a la base ajustada en los bienes que fueron destruidos o robados, tiene una ganancia resultante del hecho fortuito o robo. Tiene que incluir esta ganancia en su ingreso en el año en que reciba el reembolso, a menos que escoja aplazar la declaración de la ganancia según lo explicado en la Publicación 547(SP).

Si tiene una pérdida, vea la Tabla 25-2.

Tabla 25-2. Cuándo Deducir una Pérdida

SI tiene una pérdida... ENTONCES dedúzcala en el año en el que...
proveniente de un hecho fortuito, ocurrió la pérdida.
en una zona de desastre declarada como tal por el gobierno federal, ocurrió el desastre o el año inmediatamente antes del desastre.
proveniente de un robo, el robo fue descubierto.
en un depósito tratado como:  
• hecho fortuito o cualquier pérdida ordinaria, se puede llegar a un cálculo aproximado razonable.
• deuda incobrable, los depósitos no tienen ningún valor.

Pérdidas.   Por lo general, puede deducir una pérdida por hecho fortuito no reembolsable sólo en el año tributario en el cual ocurrió el hecho fortuito. Esto es aplicable aun cuando no repare o reponga los bienes dañados hasta un año posterior.

  Puede deducir pérdidas por robo no reembolsables sólo en el año en el que descubrió que los bienes fueron robados.

  Si no está seguro de si se le va a reembolsar alguna parte de la pérdida por hecho fortuito o robo, no deduzca dicha parte hasta el año tributario en que llegue a ser razonablemente seguro que no se le va a reembolsar.

Pérdidas de depósitos.   Si su pérdida es una pérdida de depósitos hechos en una institución financiera insolvente o en quiebra, vea la sección anterior, Pérdidas de Depósitos .

Pérdidas en Zonas de Desastre

Normalmente, tiene que deducir una pérdida por hecho fortuito en el año en el que aconteció. No obstante, si sufre una pérdida por hecho fortuito a causa de un desastre declarado como tal por el gobierno federal que ocurrió en una zona beneficiaria de ayuda pública y/o privada, puede optar por deducir esta pérdida en su declaración o declaración enmendada para cualquiera de los siguientes años:

  • El año en el que aconteció el desastre.

  • El año inmediatamente anterior al año cuando aconteció el desastre.

Ganancias.    Hay reglas especiales que corresponden si escoge aplazar la declaración de ganancias sobre bienes dañados o destruidos en una zona de desastre declarada como tal por el gobierno federal. Para saber más sobre esas reglas especiales, vea la Publicación 547(SP).

Plazos tributarios aplazados.   El IRS puede aplazar ciertos plazos tributarios hasta 1 año para aquellos contribuyentes que sean afectados por un desastre declarado por el gobierno federal. Los plazos tributarios que puede aplazar el IRS incluyen aquéllos para presentar las declaraciones de impuesto sobre el ingreso y el impuesto sobre la nómina, y también puede aplazar los plazos para pagar el impuesto sobre el ingreso y el impuesto sobre la nómina así como para hacer aportaciones a un arreglo IRA tradicional o un arreglo Roth IRA.

  Si se posterga el plazo tributario, el IRS anunciará este aplazamiento en su zona mediante un comunicado de prensa, una orden reglamentaria sobre impuestos, procedimientos tributarios, avisos, anuncios y a través de otros comunicados del Boletín de Impuestos Internos (IRB, por sus siglas en inglés) que le puedan servir de guía. Vaya a www.irs.gov/Spanish/Alivio-Tributario-en-Situaciones-de-Desastre-para-Personas-y-Negocios para ver si algún plazo tributario ha sido pospuesto en su área y para más información acerca de alivios en situaciones de desastre.

Quién cumple los requisitos.   Si el IRS posterga un plazo tributario, los siguientes contribuyentes reúnen los requisitos para este aplazamiento:
  • Toda persona física cuya vivienda principal está ubicada en una zona de desastre con cobertura (como se define más adelante).

  • Toda entidad comercial o empresario por cuenta propia cuyo lugar principal de trabajo se encuentre en una zona de desastre con cobertura.

  • Una persona que trabaje en servicios de ayuda y esté afiliada con alguna organización filantrópica o gubernamental y que esté ofreciendo ayuda en una zona de desastre que tenga cobertura.

  • Toda persona física, entidad comercial o empresa por cuenta propia cuyos registros se necesiten para cumplir un plazo tributario ya aplazado, siempre que esa documentación se mantenga en una zona de desastre con cobertura. No es necesario que la vivienda principal o lugar principal de trabajo esté ubicado en la zona de desastre con cobertura.

  • Todo caudal hereditario o fideicomiso que tenga registros tributarios necesarios para cumplir un plazo tributario ya aplazado, siempre que esa documentación se mantenga en una zona de desastre con cobertura.

  • El cónyuge que presente una declaración conjunta con un contribuyente que reúna los requisitos para obtener un aplazamiento.

  • Toda persona física, entidad comercial o empresa por cuenta propia no ubicada en una zona de desastre con cobertura pero cuyos registros necesarios para cumplir un plazo tributario ya aplazado se mantengan en dicha zona de desastre con cobertura.

  • Toda persona física que haya visitado la zona de desastre con cobertura y que haya fallecido o sufrido lesiones por causa del desastre.

  • Cualquier otra persona que el IRS determine que ha sido afectada por un desastre declarado como tal por el gobierno federal.

Zona de desastre con cobertura.   Es una zona de desastre declarada como tal por el gobierno federal en la cual el IRS ha decidido postergar los plazos tributarios hasta por un año.

Reducción de intereses y multas.   El IRS puede reducir los intereses y multas por impuestos sobre el ingreso que no hayan sido pagados en su totalidad por la duración del aplazamiento de plazos tributarios.

Información adicional.   Para mayor información, vea Pérdidas en Zonas de Desastre en la Publicación 547(SP).

Cómo Declarar Ganancias y Pérdidas

Use el Formulario 4684, en inglés, para declarar una ganancia o pérdida deducible de un hecho fortuito o robo. Si sufre más de un solo hecho fortuito o robo, use un Formulario 4684 distinto para determinar su pérdida o ganancia para cada acontecimiento. Combine las ganancias y pérdidas en un solo Formulario 4684. Siga las instrucciones del mismo con respecto a qué líneas se han de llenar. Además, tiene que usar el anexo correspondiente para declarar una ganancia o pérdida. El anexo que debe usar dependerá de si tiene una ganancia o pérdida.

Si tiene una: Declárela en el:
Ganancia Anexo D (Formulario 1040)
Pérdida Anexo A (Formulario 1040)

Ajustes a la base.   Si tiene una pérdida por hecho fortuito o robo, tiene que restar de su base en la propiedad todo seguro u otro reembolso que reciba y toda otra pérdida deducible. Las cantidades que gaste en la restauración de su propiedad después de un hecho fortuito aumentan su base ajustada. Vea Base Ajustada en el capítulo 13 para más información.

Pérdida neta de operación (NOL, por sus siglas en inglés).   Si su deducción por hechos fortuitos y robo hace que sus deducciones para el año sean mayores que su ingreso anual para el mismo año, es posible que tenga una pérdida neta de operación. Puede declarar una pérdida neta de operación para reducir sus impuestos de un año anterior, lo que le permite obtener un reembolso de impuestos que ya ha pagado. Otra posibilidad es usarla para reducir sus impuestos durante un año posterior. No necesita tener una empresa para tener una pérdida neta de operación debido a hechos fortuitos o robo. Para más información, vea la Publicación 536, Net Operating Losses (NOLs) for Individuals, Estates, and Trusts (Pérdidas netas de operación (NOL) para personas físicas, caudales hereditarios y fideicomisos), en inglés.


More Online Publications