IRS Logo
Print - Click this link to Print this page

Fraude de Preparadores de Impuestos Llega a la Lista Anual del IRS de Estafas Tributarias para Evitar Durante la Temporada de Impuestos 2015, Conocida como “La Docena Sucia”

IR-2015-08SP, 27 de enero de 2015

WASHINGTON — El Servicio de Impuestos Internos (IRS) advirtió a los contribuyentes estar al acecho de preparadores de impuestos sin escrúpulos, una de las estafas más comunes de la “Docena Sucia” vistas en la temporada tributaria.

La gran mayoría de los profesionales de impuestos proveen servicio honesto de alta calidad. Pero hay algunos preparadores deshonestos que se reinstalan cada temporada de impuestos para cometer fraude de reembolso, robo de identidad y otras estafas que lastiman los contribuyentes. Por eso los preparadores sin escrúpulos que se aprovechan de los inexpertos contribuyentes con promesas extravagantes de reembolsos excesivamente grandes forman parte en la lista de la Docena Sucia cada año.

 "La presentación de una declaración de impuestos puede ser una de las transacciones financieras más grandes del año, así que los contribuyentes deben elegir cuidadosamente a sus preparadores", dijo John Koskinen  Comisionado del IRS. "La mayoría profesionales de impuestos proporcionan servicio de primera clase, pero vemos malos actores cada año que roban a sus clientes o comprometen las declaraciones  de maneras que pueden dañar seriamente a los contribuyentes”.

Los preparadores de impuestos forman una parte crucial del sistema tributario de los     Estados Unidos. Alrededor del 60 por ciento de los contribuyentes usan a profesionales para preparar sus declaraciones.

Estafas ilegales pueden llevar a sanciones significativas e interés y hasta posible enjuiciamiento criminal. La Unidad de Investigaciones Criminales (CI, por sus siglas en inglés) trabaja de cerca con el Departamento de Justicia (DOJ, por sus siglas en inglés) para detener las estafas y enjuiciar a los criminales detrás de éstas.

Seleccione Cuidadosamente al Preparador de Impuestos

Es importante seleccionar cuidadosamente cuando contrate a un individuo o empresa para preparar su declaración. Contribuyentes bien intencionados pueden ser  mal orientados por preparadores que no entienden de impuestos o que hacen que los contribuyentes tomen créditos o deducciones a los que no tienen derecho para cobrar una tarifa más alta por sus servicios. Cada año, este tipo de preparadores de impuestos se ven sometidos a sanciones o hasta encarcelamiento por estafar a sus clientes.

He aquí algunos consejos al escoger a un preparador de impuestos:

  • Asegúrese de que el preparador tiene un número de identificación de preparador de impuestos o PTIN, por sus siglas en inglés. Cualquier persona con un número PTIN del 2015 está autorizado para preparar declaraciones de impuestos federales. Sin embargo, los preparadores de impuestos tienen diferentes niveles de preparación, educación y experiencia. Una diferencia importante en los tipos de preparadores es el “derecho de representación”. Puede ver más sobre los diferentes tipos de preparadores de declaraciones de impuestos en IRS.gov/chooseataxpro. (en inglés).

  • Pregúntele al preparador si tiene una credencial profesional (agente registrado, contador público o abogado), si pertenece a una organización profesional o si asiste a clases de educación continua. Algunos cambios a las leyes tributarias, incluyendo las provisiones de la Ley de Cuidado de Salud de Bajo Precio, pueden ser complejas. Un profesional de impuestos competente necesita estar al día sobre estos temas. Los preparadores de impuestos no están obligados a tener una credencial profesional, pero asegúrese que usted comprenda las calificaciones del preparador que selecciona.

  • Pregunte acerca de los honorarios por servicios.  Evite a los preparadores que basan sus honorarios en un porcentaje de su reembolso o aquellos que dicen poder conseguirle un reembolso mayor a diferencia de otros.

  • Siempre asegúrese de que cualquier reembolso pendiente le sea enviado a usted o depositado a su propia cuenta bancaria. Los contribuyentes no deben depositar sus reembolsos en la cuenta bancaria de un preparador.

  • Cerciórese de que su preparador ofrezca e-file y pida que su declaración sea presentada al IRS electrónicamente. Cualquier preparador pagado que prepara y presenta más de 10 declaraciones de clientes debe presentar las declaraciones electrónicamente. Es la manera más segura de presentar su declaración, ya sea que lo haga usted mismo o le pague a alguien por preparar su declaración.

  • Asegúrese de que su preparador esté disponible.  Esté seguro de que podrá comunicarse con su preparador de impuestos después de presentar su declaración – incluso después de la fecha límite del 15 de abril. Esto pudiera ser útil en caso de que tenga preguntas acerca de su declaración de impuestos.

  • Proporcione archivos y recibos. Un buen preparador pedirá ver sus archivos y recibos. Le hará preguntas para determinar el total de sus ingresos, deducciones, créditos tributarios y demás. No use a un preparador que está dispuesto a presentar su declaración con e-file usando su último talón de pago en lugar de su Formulario W-2. Esto está en contra de las reglas de e-file del IRS.

  • Nunca firme una declaración en blanco.  No use a un preparador de impuestos que le pide firmar una declaración de impuestos en blanco.

  • Revise su declaración de impuestos antes de firmarla. Antes de firmar su declaración de impuestos, revísela y haga preguntas si algo no está claro. Asegúrese de sentirse cómodo de la exactitud de su declaración antes de firmarla.

  • Cerciórese de que el preparador firme e incluya su número de PTIN.  Los preparadores pagados deben firmar las declaraciones e incluir su número de PTIN como lo exige la ley. El preparador también debe darle una copia de la declaración.

  • Reporte al IRS sobre preparadores de impuestos abusivos. Puede denunciar a los preparadores de impuestos abusivos y sospechas de fraudes de impuestos al IRS. Utilice el Formulario 14157, Denuncia: Preparador de Impuestos (en inglés.) Si usted sospecha que un preparador presentó su declaración o cambió una declaración sin su consentimiento, también debe presentar el Formulario 14157-A, Fraude de Preparador de Declaraciones o Declaración Jurada de Mala Conducta (en inglés).  Puede obtener estos formularios en IRS.gov.

Abogados, contables públicos certificados y agentes matriculados tiene autoridad ilimitable para representar a sus clientes ante el IRS y tienen las calificaciones profesionales más altas. Otros preparadores de impuestos con PTINs, pero sin credenciales, pueden participar en el Programa Anual de Preparación de Impuestos del IRS (AFSP), por sus siglas en inglés.

El AFSP les permite a preparadores de declaraciones sin credenciales obtener un comprobante cuando voluntariamente completan una cantidad requerida de educación continua, incluyendo un curso básico en problemas y actualización sobre declaraciones tributarias, ética y otros cursos de la ley federal tributaria.

Para encontrar otros consejos sobre cómo escoger a un preparador, mejor entender las diferencias entre credenciales y calificaciones, y aprender cómo presentar una queja acerca de un preparador de impuestos, visite: www.irs.gov/chooseataxpro (en inglés).

Recuerde: Los contribuyentes son legalmente responsables por la información que está en su declaración tributaria aunque haya sido preparada por otra persona. Asegúrese de que el preparador que contrate esté capacitado.

Page Last Reviewed or Updated: 11-Jan-2017


 

Medios Sociales

IRS en Español IRS en YouTube IRS en Tumblr (en inglés) Aplicación Móvil IRS2Go (en español)