Un vistazo de cerca: Dentro de las operaciones del IRS para manejar COVID y la temporada de impuestos 2020

People holding the American flag

Una mirada tras bastidores a cómo el IRS ejecutó una temporada de impuestos exitosa mientras entregó pagos de impacto económico y otros alivios tributarios para ayudar a los estadounidenses durante el brote de COVID-19

Conozca al IRS, su gente y los problemas que afectan a los contribuyentes


hand holding out EIP enevolopes with images

por Jeff Tribiano
CL-20-05SP, 17 de noviembre de 2020

El año pasado, nuestra fuerza de trabajo no tenía idea de cómo cambiarían drásticamente sus mejores planes para la temporada de presentación de 2020. El 2020 se convirtió en una temporada de presentación y un año como ningún otro.

Aquí hay un vistazo de cerca de lo que pasó tras bastidores para que el IRS ejecutara simultáneamente una temporada de presentación altamente exitosa, a la vez que asumía nuevas responsabilidades significativas para entregar los pagos de impacto económico e implementar otros alivios tributarios para ayudar a los estadounidenses durante el brote de COVID-19.

Implementación de Ley CARES y emisión de pagos de impacto económico

Implementar la Ley CARES fue una responsabilidad enorme luego de la aprobación del Congreso en marzo, y sabíamos que los estadounidenses contaban con nosotros en su momento de necesidad para entregar los pagos de impacto económico rápidamente. Esto fue más difícil a finales de marzo, cuando emitimos una orden de desalojo y cerramos más del 90 por ciento de los edificios del IRS para proteger nuestra fuerza de trabajo y a los contribuyentes. Muchos de nuestros empleados pasaron a trabajar de forma remota durante este período.

Así como los empleados del IRS han hecho en tiempos anteriores de crisis, tomaron un paso adelante en el desafío de entregar los pagos de impacto económico. El esfuerzo masivo involucró a múltiples organizaciones del IRS que incluyeron Salarios en Inversiones (W&I), Tecnología de Informática (IT), Comunicaciones & Enlace (C&L) y nuestro Asesor Jurídico, todos trabajando en conjunto con otras agencias federales. Fue una carrera incesante de acuerdo con el mandato legal de entregar estos pagos "lo más rápido posible". En toda la agencia, realizábamos rápidos cambios sin precedentes, en tiempos acelerados para cumplir con el mandato del Congreso de emitir pagos lo más rápido posible.

A medida que se desarrollaban los nuevos requisitos legislativos, con personal reducido en muchas de nuestras oficinas, los empleados del IRS rápidamente se alejaron de otros trabajos planificados, colaborando mientras trabajaban de forma remota y por más tiempo para entregar este alivio crítico.  Los equipos se reunieron con numerosos socios internos y externos para comprender aproximadamente 35 páginas de los requisitos legislativos de la Ley CARES. Entonces, nuestra organización de IT programó los sistemas del IRS, codificando cambios significativos y complejos en los sistemas (llamados los archivos maestros del IRS) y muchos otros sistemas informáticos. Para lograrlo, cientos de empleados trabajaron por teléfono y correo electrónico durante todo el día, por la noche y los fines de semana.

Parte de este trabajo estaba ligado a nuestros pasos sin precedentes para acelerar el proceso mediante la emisión de pagos automáticos a ciertos grupos de personas, algo que nunca habíamos hecho durante los esfuerzos anteriores de estímulo.  Dado que esta ley también se aprobó durante una temporada de impuestos, nuestra época más visible y activa del año, esta fue la primera vez que la entrega de dicho pago, en muchos casos, nos requirió mirar dos años de declaraciones de impuestos. Internamente, la Ley CARES nos exigía identificar a las personas elegibles a base de las declaraciones de impuestos de 2019 (y las de 2018 para aquellos que aún no habían presentado una declaración de 2019, o aquellos cuyas declaraciones aún no habían sido procesadas). Sabiendo que el Departamento de Asuntos de Veteranos (VA), la Administración del Seguro Social y la Junta de Retiro Ferroviario tenían información de personas potencialmente elegibles cuyos únicos ingresos provenían de pagos de Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI), así como aquellos que recibieron compensación por discapacidad, pensión o beneficios de sobrevivientes del VA o beneficios ferroviarios, desarrollamos nuevos procesos y programación para permitir la transferencia de información de estas agencias gubernamentales de manera segura y precisa.

Como resultado, el IRS pudo determinar el monto de crédito anticipado para millones de individuos elegibles, la mayoría de los cuales de otra manera no habríamos tenido ninguna información. Esto nos permitió acelerar la entrega de pagos automáticos a través de los mismos canales usados para emitir sus beneficios mensuales, como Direct Express, depósito directo o cheque, ahorrando tiempo y esfuerzo a los contribuyentes.

La entrega de los pagos de impacto económico no fue una responsabilidad pequeña y requirió colaboración de muchas oficinas del IRS y de nuestros socios externos. Pero el gran beneficio de este enfoque fue que la mayoría de las personas recibieron un pago sin tener que tomar ninguna acción. Esto fue más allá de cualquier cosa que el IRS fue capaz de hacer durante los esfuerzos anteriores de estímulo.

Como resultado de estos esfuerzos coordinados, en las primeras dos semanas de la promulgación de la Ley CARES, el IRS y nuestros socios del Tesoro en la Oficina del Servicio Fiscal (BFS) distribuyeron pagos por un total de más de $147 mil millones a más de 81 millones de personas. En comparación, en 2008, la última vez que emitimos pagos de estímulo, los primeros pagos se tardaron 75 días en recibirse. Pero aún no habíamos terminado.

En toda la agencia, realizábamos rápidos cambios sin precedentes, en tiempos acelerados para cumplir con el mandato del Congreso para emitir pagos lo más rápido posible.

Como sabíamos que probablemente había muchas otras personas que necesitaban ayuda para recibir pagos rápidamente, tomamos medidas inmediatas para ayudarlos. Basándonos en el uso exitoso de nuestra herramienta ¿Dónde está mi reembolso? y nuestra asociación con nuestros socios de Free File del sector privado, nuestros equipos desarrollaron dos herramientas en IRS.gov, Non-Filers: Enter Payment Info Here y Obtener mi pago . Obtener mi pago permitió a los usuarios comprobar el estado de su pago y en algunos casos agregar información de depósito directo para acelerar la entrega de sus pagos. La herramienta Non-Filers permitió que las personas que normalmente no presentan una declaración de impuestos se inscribieran rápidamente para un pago.

¿Qué tan importantes eran estas herramientas?

El 15 de abril, el primer día del lanzamiento de Obtener mi pago, la aplicación procesó con éxito más de 16.6 millones de solicitudes de información de pago, y 2.7 millones de contribuyentes proporcionaron con éxito información de depósito directo para obtener su pago más rápido. Hasta la fecha, se han logrado más de 200 millones de comprobaciones de estado exitosas en Obtener mi pago, y más de 14 millones de personas han proporcionado con éxito su información bancaria para obtener su pago a través de depósito directo.

Un componente crítico para el éxito que vimos en la primavera y el verano fue nuestra capacidad para ejecutar, revisar las operaciones, recopilar comentarios y realizar mejoras. Escuchamos de individuos, nuestros empleados, grupos del Congreso y supervisión, profesionales de impuestos y socios en todo el país y luego usamos ese insumo para hacer mejoras continuas a nuestras herramientas en línea, contenido web y esfuerzos de publicidad. Estos esfuerzos continuos nos permitieron asegurarnos de que las personas obtuvieran los pagos de la manera más eficiente posible.

Lamentablemente, cada vez que emitimos dinero a los contribuyentes, sabemos que las personas inescrupulosas tratarán de aprovecharse de la situación. Para ayudar con los pagos de impacto económico y otras disposiciones de la Ley CARES, intensificamos nuestros esfuerzos en toda la agencia para ayudar a proteger contra el fraude, estafas y reclamos cuestionables. Además de actualizar nuestros procesos de revisión interna, continuamos acciones con nuestros equipos de Investigación Criminal y Cumplimiento Civil.

El IRS ha entregado alrededor de 160 millones de pagos por un total aproximado de $270 mil millones (y, según TIGTA, el IRS calculó correctamente el monto del EIP por el 98 por ciento de los 157 millones de pagos iniciales que se habían producido al momento de su informe). Aunque esto es significativo, sabemos que aún hay más trabajo por hacer. Mientras nos conectamos con organizaciones comunitarias, bancos de alimentos y albergues para personas sin hogar locales, también hemos mantenido un enfoque en las personas sin hogar ni alberge. En abril, se autorizó a las Clínicas de Contribuyentes de Bajos Ingresos (LITC) a preparar declaraciones para los beneficiarios de EIP. Nuestro personal de alcance continúa la coordinación con nuestra creciente red de socios para asegurar que las personas elegibles, muchas en comunidades desatendidas que normalmente no presentan una declaración de impuestos, se inscriban para sus pagos mediante el uso de Non-Filers: Enter Payment Info Here en IRS.gov antes de la fecha límite del 21 de noviembre.

Hemos distribuido materiales de EIP en más de 35 idiomas y ampliado nuestra red de socios para hacer correr la voz, y esperamos poner los pagos en manos de millones de personas elegibles más para el final del año. A lo largo de todo, hemos coordinado nuestros esfuerzos con numerosas otras agencias gubernamentales, organizaciones sin fines de lucro y organizaciones comunitarias en todo el país. Los profesionales de impuestos también han sido extremadamente útiles en la distribución de materiales de publicidad. Nos hemos inspirado continuamente en los esfuerzos de personas en todo el país que se intensifican para ayudar a los demás en sus comunidades.

Incluso con la fecha límite del 21 de noviembre, el trabajo relacionado a los pagos no habrá terminado.  Las personas que no recibieron pagos este año serán elegibles para reclamarlos como crédito en sus declaraciones de impuestos de 2020 presentadas en 2021.  Proporcionaremos más información al respecto a medida que se acerque la temporada de presentación 2021.

Ejecución de la temporada de presentación 2020

La temporada de presentación de 2020 tuvo un comienzo fuerte el 27 de enero.  En el primer día, establecimos récords históricos al procesar más de 2.275 millones de declaraciones presentadas electrónicamente en una hora y a una tasa de 631 envíos por segundo, sin errores (rompiendo los récords establecidos en la temporada de presentación de 2019 de procesamiento de más de 1.9 millones de declaraciones presentadas electrónicamente en una hora y a una tasa de 536 envíos por segundo). ¡No hubo retrasos en la temporada de presentación debido a errores tecnológicos!

En menos de un mes después de la fecha límite original de presentación de impuestos de abril, anunciamos que la fecha de vencimiento de la presentación de impuestos se extendería al 15 de julio para dar a los contribuyentes alivio debido a COVID-19.

Simultáneamente y en un camino paralelo a la implementación de la Ley CARES, W&I y otras unidades de negocio definieron los requisitos necesarios para nuestros equipos de tecnología poder hacer cambios generalizados en el sistema para acomodar una extensión de la temporada de presentación y pago de impuestos hasta el 15 de julio y garantizar la continuidad de las operaciones del IRS. La codificación necesaria requerida para implementar los requisitos técnicos de la temporada de presentación de impuestos extendida tocó más de 20 sistemas de información del IRS, incluyendo algunos de los sistemas más complejos de la agencia.

A lo largo de la temporada de presentación, los sistemas en línea del IRS permitieron millones de transacciones exitosas de contribuyentes, con más de 7.7 millones de pagos completados a través de Pago Directo, y más de 27.5 millones de transcripciones de contribuyentes entregadas. La herramienta ¿Dónde está mi reembolso? procesó más de 510 millones de solicitudes.

Mientras todo esto sucedía durante el verano, comenzamos a reanudar muchas de nuestras operaciones y continuamos tomando medidas para proteger a los empleados. Reducir la acumulación de correo sin abrir y declaraciones sin procesar debido a instalaciones cerradas y operaciones reducidas era una prioridad, al igual que aumentar el apoyo telefónico para los contribuyentes con preguntas. Además de las muchas demandas de nuestra fuerza de trabajo, nuestros representantes telefónicos también ayudaron a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) a responder llamadas telefónicas para ayudar a los necesitados durante la temporada de huracanes de este año. Cuando comenzamos a traer de vuelta a empleados que no podían trabajar de forma remota, limitamos la capacidad a aproximadamente el 50 por ciento de los empleados en ciertos departamentos y reducimos aún más los riesgos en algunas áreas al añadir un nuevo turno para que el trabajo pudiera reanudarse de una manera socialmente distante y segura. 

Al mismo tiempo, nuestros empleados se mantuvieron dedicados a entregar la temporada de presentación para los contribuyentes con la nueva fecha límite de julio. En oficinas de todo el país, los empleados dedicados del IRS asumieron responsabilidades adicionales para mantener las cosas en movimiento, como tomar turnos para ir a la oficina para procesar cartas y llevar correo certificado a la oficina de correos local mientras nuestras instalaciones de correo estaban cerradas.  En IT, los empleados de apoyo entregaron equipos informáticos a los empleados de teletrabajo para que pudieran trabajar de manera más eficiente, y los teletrabajadores con experiencia prácticamente capacitaron a los empleados que anteriormente solo habían trabajado en la oficina para garantizar que pudieran trabajar de manera productiva. Ninguna tarea era demasiado grande o pequeña para hacer el trabajo.

A pesar de todos los desafíos y debido al compromiso y trabajo duro de nuestra fuerza de trabajo y socios, la temporada de impuestos fue un éxito. Desde el 6 de noviembre, el IRS recibió más de 167.2 millones de declaraciones individuales, y ha emitido más de 124.8 millones de reembolsos por más de $314.5 mil millones. Combinando pagos de impacto económico y reembolsos, los empleados del IRS han distribuido con orgullo más de $580 mil millones durante la pandemia de COVID-19, principalmente operando en un entorno virtual de teletrabajo, ¡mientras que personalmente comparten las mismas preocupaciones de salud y seguridad de todos los demás estadounidenses!

Este ha sido un año sin precedentes, diferente a cualquier otro que hayamos visto. Y con la continuación de COVID-19 y otra temporada de impuestos importante acercándose en 2021, el IRS todavía tiene más trabajo que hacer. Pero como he visto a lo largo de mi carrera de servicio a la nación, momentos como este sacan lo mejor de la gente. Así como el IRS lo ha hecho a lo largo de su historia, nuestros empleados ayudan a la nación en tiempos de crisis. En 2020, una vez más hemos visto lo mejor de nuestra fuerza de trabajo y nuestros socios para apoyar a las personas a las que servimos. Estoy orgulloso de servir a nuestro país y de poder hacerlo junto a empleados dedicados y atentos del IRS.

Jeff Tribiano
Comisionado Adjunto del IRS

Cronología de Ley Cares y temporada de impuestos

  • 27 de enero — Comienza la temporada de presentación de impuestos de 2020.
     
  • 13 de marzo — El Presidente declara emergencia nacional debido al Coronavirus, y el liderazgo del IRS recomienda a los empleados maximizar el teletrabajo.
     
  • 21 de marzo — La fecha límite de presentación de impuestos se extendió del 15 de abril al 15 de julio para dar a los contribuyentes afectados por COVID-19 más tiempo para presenter.
     
  • 27 de marzo — La Ley de Ayuda Coronavirus, Alivio y Seguridad Económica (Ley CARES) fue firmada como ley, requiriéndole al IRS que emitiera pagos de impacto económico a individuos elegibles.
     
  • 30 de marzo — El IRS ordenó a todos los empleados a desalojar los lugares de trabajo y cerró más del 90 por ciento de los edificios en todo el país, incluidos los centros de llamadas y los Centros de Asistencia al Contribuyente debido a COVID-19. El IRS optimizó las capacidades para el trabajo remoto, lo que permitió que aproximadamente el 72 por ciento de los empleados trabajaran fuera de la oficina.
     
  • 10 de abril — En las dos semanas siguientes a la firma de la Ley CARES, se enviaron pagos de impacto económico a más de 81 millones de personas.
     
  • 6 de noviembre — El IRS recibió más de 167.2 millones de declaraciones individuales y emitió más de 124.8 millones de reembolsos por más de $314.5 mil millones.
 
Jeff Tribiano, Deputy Commissioner for Operations Support

Sobre el autor

Jeff Tribiano se desempeña como Comisionado Adjunto del IRS, responsable de proporcionar dirección y orientación a las principales funciones operativas y administrativas del IRS. Supervisa al Director Financiero, Director de Diversidad, Director de Seguridad y Administrador de Instalaciones, Director de Capital Humano, Director de Información, Director de Compras, Director de Riesgos, Director de Privacidad, y Director de Investigación y Análisis Aplicado.

 

Un vistazo de cerca

Lea todas las publicaciones acerca de una variedad de asuntos recientes de interés para los contribuyentes y su comunidad tributaria

Su cuenta en IRS.gov video (en inglés)

Suscríbase

El IRS ofrece varias suscripciones a noticias electrónicas sobre una variedad de temas tributarios. Suscríbase para recibir alertas por correo electrónico cuando se publique contenido nuevo.