Crédito de retención de empleados

El crédito de retención de empleados es un crédito tributario reembolsable para contrarrestar ciertos impuestos sobre la nómina equivalentes al 50 por ciento de los salarios calificados que un empleador elegible paga a los empleados después del 12 de marzo de 2020, y antes del 1ro de enero de 2021. Los empleadores elegibles pueden obtener acceso inmediato al crédito al reducir los depósitos de impuestos sobre la nómina que de otro modo están obligados a hacer. Además, si los depósitos de impuestos sobre la nómina del empleador no son suficientes para cubrir el crédito, el empleador puede obtener un pago anticipado del crédito del IRS.

Para cada empleado, los salarios (incluidos ciertos costos del plan de salud) de hasta $10,000 se pueden contar para determinar el monto del crédito del 50 por ciento. Debido a que este crédito puede aplicarse a los salarios ya pagados después del 12 de marzo de 2020, muchos empleadores con problemas económicos pueden tener acceso a este crédito al reducir los próximos depósitos o solicitar un anticipo de pago de crédito a través del Formulario 7200 (SP), Anticipo de Pago de Créditos del Empleador Debido al COVID-19.

Los empleadores, incluyendo las organizaciones exentas de impuestos, son elegibles para el crédito si operan un comercio o negocio durante el año calendario 2020 y experimentan:

  1. la suspensión total o parcial de la operación de su comercio o negocio durante cualquier trimestre calendario debido a órdenes gubernamentales que limitan el comercio, los viajes o las reuniones de grupo debido a COVID-19, o
  2. una disminución significativa en el ingreso bruto

Una disminución significativa en los ingresos brutos empezó:

  • el primer día del primer trimestre calendario de 2020,
  • para los cuales los ingresos brutos de un empleador son menos del 50 por ciento de sus ingresos brutos,
  • para el mismo trimestre calendario en 2019.

La disminución significativa de los ingresos brutos termina:

  • el primer día del primer trimestre calendario después del siguiente trimestre calendario,
  • donde los ingresos brutos son más del 80 por ciento de sus ingresos brutos
  • para el mismo trimestre calendario en 2019.

El crédito se aplica a los salarios calificados (incluidos ciertos gastos del plan de salud) pagados durante este período o cualquier trimestre calendario en el que se suspendieron las operaciones.

Salarios calificados

La definición de salarios calificados depende de cuántos empleados tenga un empleador elegible.

Si un empleador tuvo un promedio de 100 empleados a tiempo completo durante 2019, los salarios calificados son generalmente esos salarios, incluyendo ciertos costos de atención médica, (hasta $10,000 por empleado) pagados a los empleados que no están proporcionan servicios porque las operaciones fueron suspendidas o debido a la disminución de los ingresos brutos. Estos empleadores sólo pueden contar salarios de hasta la cantidad que el empleado habría sido pagado por trabajar una duración equivalente durante los 30 días inmediatamente anteriores al período de las dificultades económicas.

Si un empleador tuvo un promedio de 100 empleados o menos a tiempo completo durante 2019, los salarios calificados son esos salarios, incluidos los costos de atención médica, (hasta $10,000 por empleado) pagados a cualquier empleado durante el período en que se suspendieron las operaciones o el período de la disminución de los ingresos brutos, independientemente de si sus empleados proporcionan servicios o no.

Impacto de otras provisiones de crédito y alivio

La capacidad de un empleador elegible para reclamar el crédito de retención de empleados se ve afectada por otras disposiciones de crédito y alivio de la siguiente manera:

  • Si un empleador recibe un préstamo por interrupción de operaciones para pequeñas empresas de acuerdo con el Programa de protección de cheques de pago, autorizado bajo la Ley CARES, entonces el empleador no es elegible para el crédito de retención de empleados.
  • Los salarios de este crédito no incluyen los salarios por los cuales el empleador recibió un crédito tributario por licencia familiar pagada por enfermedad de acuerdo con la Ley de Familias Primero en Respuesta al Coronavirus.
  • Los salarios incluidos en este crédito no aplican para el crédito por licencia familiar y por enfermedad pagada de acuerdo con la sección 45S del código federal de impuestos internos.
  • Los empleados no se incluyen para este crédito, si al empleador se le permite un crédito tributario de oportunidad de trabajo de acuerdo con la sección 51 del código federal de impuestos internos para el empleado.

Reclamar el crédito

Con el fin de reclamar el nuevo crédito de retención de empleados, los empleadores elegibles reportarán sus salarios calificados totales y los costos relacionados con el seguro de salud para cada trimestre en sus declaraciones trimestrales de impuestos sobre la nómina, en el Formulario 941 para la mayoría de los empleadores, comenzando con el segundo trimestre. El crédito se descuenta de la porción del impuesto del seguro social del empleador, pero el exceso es reembolsable bajo procedimientos normales.

Antes de reclamar el crédito, los empleadores pueden retener una cantidad correspondiente de los impuestos sobre la nómina que de otro modo hubieran depositado y que incluye la retención del impuesto federal sobre los ingresos y la porción del impuesto del Seguro Social y Medicare de los empleados, y la porción del empleador de los impuestos del Seguro Social y del Medicare para todos los empleados, hasta el monto del crédito, sin multa, teniendo en cuenta cualquier reducción por los depósitos anticipados del crédito pagado por licencia por enfermedad y por licencia familiar proporcionado en la Ley Familias Primero de Respuesta al Coronavirus (en inglés) PDF.

Los empleadores elegibles también pueden solicitar el anticipo de pago de crédito de retención de empleados al enviar el Formulario 7200 (SP).

Más información