Cancelación de deuda puede ser tributable

Consejo tributario del IRS 2017-23SP, 2 de marzo de 2017

Si un prestamista cancela toda o parte de una deuda, un contribuyente debe generalmente considerar esto como ingresos. Sin embargo, la ley permite una exclusión que se puede aplicar a los dueños de viviendas que tenían la deuda hipotecaria cancelada en el año 2016.

Los siguientes son 10 consejos acerca de la cancelación de deudas:

  1. Vivienda principal. Si la deuda cancelada fue un préstamo en la vivienda principal de un contribuyente, el contribuyente tal vez pueda excluir la cantidad cancelada de sus ingresos. El contribuyente tiene que haber utilizado el préstamo para comprar, construir, o mejorar sustancialmente su vivienda principal para reunir los requisitos. La vivienda principal también debe ser la garantía de la hipoteca.
     
  2. Modificación del préstamo. Si el prestamista de un contribuyente canceló o redujo parte del saldo de la hipoteca a través de una modificación del préstamo o un acuerdo, el contribuyente tal vez pueda excluir esa cantidad de sus ingresos. También es posible que pueda excluir la deuda cancelada como parte del Programa de Modificación de Viviendas Asequible, o HAMP, por sus siglas en inglés. La exclusión también se puede aplicar a la cantidad de la deuda cancelada en una ejecución hipotecaria.
     
  3. Hipoteca refinanciada. La exclusión puede aplicar a las cantidades canceladas en una hipoteca refinanciada. Esto se aplica únicamente si el contribuyente utiliza las utilidades de la refinanciación para comprar, construir o mejorar sustancialmente su vivienda principal y sólo hasta el monto principal de la hipoteca original justo antes de la refinanciación. Las cantidades utilizadas para otros propósitos no reúnen los requisitos.
     
  4. Otra cancelación de deuda. Otras clases de cancelación de deuda, como las de viviendas secundarias, alquiler y propiedad del negocio, deudas de tarjetas de crédito o préstamos para automóviles, no reúnen los requisitos para esta exclusión especial. Por otro lado, existen otras reglas que pueden permitir que esas clases de cancelación de deudas sean no tributables.
     
  5. Formulario 1099-C. Si un prestamista redujo o canceló por lo menos $600 de la deuda de un contribuyente, el contribuyente debe recibir un Formulario 1099-C, Cancelación de deuda (en inglés), para el 1ro de febrero. Este formulario muestra la cantidad de la deuda cancelada y otra información.
     
  6. Formulario 982. Si un contribuyente reúne los requisitos, debe declarar la deuda excluida en el Formulario 982, Reducción de atributos tributarios debido a una liquidación de deuda (en inglés). Debe presentar el formulario con su declaración de impuestos sobre los ingresos.
     
  7. Herramienta en IRS.gov. Los contribuyentes deben utilizar la herramienta del Asistente Tributario Interactivo- ¿Tengo ingresos por cancelación de deuda de mi vivienda personal? - en IRS.gov/espanol para averiguar si su cancelación de deuda hipotecaria es tributable.
     
  8. Prórroga de la exclusión. La ley que autorizó la exclusión de cancelación de deuda de los ingresos, fue prorrogada hasta el 31 de diciembre de 2016.
     
  9. Free File del IRS.  La presentación electrónica es la manera más rápida, segura y fácil de presentar sus impuestos. Los contribuyentes pueden utilizar Free File del IRS para presentar electrónica y gratuitamente su declaración de impuestos. Si ganó $64,000 o menos, puede utilizar un software tributario de marca. El software hace los cálculos y completa los formularios correctos para el contribuyente. Si ganó más de $64,000, puede utilizar los Formularios Interactivos de Free File. Esta opción utiliza las versiones electrónicas de los formularios de papel del IRS. Es más conveniente para las personas que acostumbran a preparar sus propios impuestos. Free File está disponible únicamente en IRS.gov/freefile.
     
  10. Más información. Para obtener más información acerca de este tema, vea la Publicación 4681, Cancelación de deudas, ejecuciones hipotecarias, reposesiones y abandonos (en inglés).

Todo contribuyente debe guardar una copia de su declaración de impuestos. A partir de 2017, los contribuyentes que utilizan un programa de software por primera vez, pueden necesitar la cantidad de su ingreso bruto ajustado (AGI, por sus siglas en inglés) de su declaración de impuestos del año anterior, para verificar su identidad. Los contribuyentes pueden informarse más acerca de cómo verificar su identidad y firmar electrónicamente las declaraciones de impuestos en Verifique Su Declaración de Impuestos Presentada Electrónicamente.

Recursos adicionales del IRS: