Preparadores de impuestos: Eviten ser víctimas de nuevas estafas de phishing

Consejo Tributario del IRS 2018-88SP, 7 de junio de 2018

El IRS advierte a profesionales de impuestos que tengan cuidado con los correos electrónicos de phishing que aparentan ser de asociaciones estatales profesionales y de contabilidad.

Los siguentes datos acerca de estos correos electrónicos pueden ayudar a reconocerlos como estafas:

  • Informes de profesionales de impuestos que recibieron un correo electrónico falso dicen que intentaban engañarlos para que revelaran sus nombres de usuario y contraseñas de correo electrónico.
  • Los criminales cibernéticos se enfocaron específicamente en profesionales de impuestos en Iowa, Illinois, Nueva Jersey y Carolina del Norte. Dicho esto, los profesionales de impuestos a nivel nacional deben estar en alerta porque los delincuentes pueden cambiar fácilmente sus tácticas. Los ladrones pueden usar otros nombres de asociaciones en sus correos electrónicos o hacer otros ajustes en sus intentos de estafa.
  • El correo electrónico está redactado con torpeza. Dice: "Le solicitamos encarecidamente que siga este enlace AQUÍ e inicie sesión con su correo electrónico para ver esta información de [nombre de la aasociación de contabilidad] para todos los miembros activos. Este anuncio se ha actualizado para su información a través de nuestro portal seguro de intercambio de información que está vinculado a su servidor de correo electrónico".

El IRS y sus socios de seguridad instan a los profesionales de impuestos a seguir estos pasos mínimos de seguridad:

  • Los profesionales de impuestos que son miembros de asociaciones profesionales deben ir directamente a los sitios web de esas asociaciones en lugar de abrir enlaces o archivos adjuntos.
  • Los profesionales de impuestos que reciben correos electrónicos sospechosos relacionados con impuestos o el IRS, o intentos de phishing para obtener acceso a bases de datos, deben enviar esos correos electrónicos a phishing@irs.gov.
  • Los profesionales de impuestos nunca deben abrir un enlace o cualquier archivo adjunto de un correo electrónico sospechoso.

Más información: