Algunas corporaciones de tipo S pueden convertirse en corporaciones de tipo C

Consejo Tributario del IRS 2018-179SP, 20 de noviembre de 2018

Luego de la legislación de reforma tributaria del año pasado, algunas corporaciones de tipo S pueden optar por revocar su elección S para convertirse en una corporación de tipo C debido a la nueva tasa de impuestos de 21 por ciento de corporaciones tipo C. Antes de tomar cualquier acción, las corporaciones de tipo S deben consultar a sus asesores de impuestos.

Las corporaciones de tipo S y las corporaciones de tipo C se encuentran entre los tipos de estructuras de negocios. A una corporación de tipo C se le impone impuestos en sus ganancias, y luego el accionista paga impuestos cuando las ganancias se distribuyen como dividendos. Las corporaciones de tipo S eligen pasar los ingresos, pérdidas, deducciones y créditos corporativos a sus accionistas para propósitos de impuestos federales. Los accionistas de las corporaciones de tipo S informan el traspaso de los ingresos y las pérdidas en sus declaraciones de impuestos personales y son imponidos al impuesto según sus tasas de impuestos individuales. Esto permite a las corporaciones de tipo S evitar dobles impuestos sobre los ingresos corporativos. Las corporaciones de tipo S son responsables del impuesto sobre ciertas ganancias incorporadas e ingresos pasivos a nivel de entidad.

La Ley de Empleos y Reducción de Impuestos incluye dos cambios que afectan la revocación de una corporación de una elección S a una corporación de tipo C:

  • La corporación debe reportar los ajustes netos atribuibles a la revocación a lo largo de seis años. Para obtener más información, consulte el Procedimiento de Ingresos 2018-44 (en inglés).
  • Las distribuciones de efectivo después del período de transición posterior a la terminación pueden tratarse como provenientes de la cuenta de ajustes acumulados de la corporación y de las ganancias y ganancias acumuladas proporcionalmente, lo resulta en que parte de las distribuciones no sean dividendos de las corporaciones de tipo C. Las distribuciones que no son de dividendos pueden no estar sujetas a impuestos a nivel de accionista si el accionista tiene una suficiente base de valores. Se emitirán directrices adicionales en el futuro.

Estos cambios en la ley solo se aplican a una corporación de tipo C que:

  • Fue una corporación de tipo S el 21 de diciembre de 2017,
  • Revoca su elección de corporación de tipo S después del 21 de diciembre de 2017, pero antes del 22 de diciembre de 2019, y
  • Tiene los mismos propietarios de acciones en proporciones idénticas para la fecha de revocación y el 22 de diciembre de 2017.

Para obtener más información, consulte el tema Métodos corporativos de contabilidad en la página de Reforma tributaria de Negocios.

Recursos adicionales:

 

Suscríbase a los Consejos Tributarios del IRS