Pérdidas operativas netas

La mayoría de los contribuyentes ya no tienen la opción de arrastrar una pérdida operativa neta (NOL). Para la mayoría de los contribuyentes, las NOL que surgen en los años tributarios que finalizan después de 2017 solo se pueden transferir. La regla de devolución de 2 años en vigencia antes de 2018, por lo general, no se aplica a las NOL que surgen en los años fiscales que terminan después del 31 de diciembre de 2017. Las excepciones se aplican a ciertas pérdidas agrícolas y NOL de compañías de seguros que no sean una compañía de seguros de vida. Además, para las pérdidas que surgen en años contributivos a partir del 31 de diciembre de 2017, la deducción por pérdida operativa neta se limita al 80% de los ingresos imponibles (determinada sin tener en cuenta la deducción).