El Tesoro, el IRS emiten las Normas Finales, otras guías sobre la nueva deducción de ingresos calificados de negocios; el “Safe Harbor” permite a muchos dueños de bienes raíces de alquiler reclamar la deducción

IR-2019-04, 18 de enero de 2019

WASHINGTON — Hoy el Departamento del Tesoro y el Servicio de Impuestos Internos emitieron las normas finales y tres artículos de guía relacionados, implementando la nueva deducción de ingresos calificados de negocios (QBI, por sus siglas en inglés) (deducción conforme a la sección 199A).

La nueva deducción de QBI, creada por la Ley de Trabajos y Reducción de Impuestos de 2017 (TCJA, por sus siglas en inglés) permite a muchos dueños únicos de negocios, sociedades colectivas, sociedades anónimas tipo S, fideicomisos o caudales hereditarios, deducir hasta el 20 por ciento de sus ingresos calificados de negocios. Los contribuyentes elegibles también pueden deducir hasta el 20 por ciento de sus dividendos de fidecomiso calificado de inversión de bienes raíces (REIT, por sus siglas en inglés) y los ingresos de las sociedades colectivas comerciando públicamente en la bolsa.

La deducción de QBI está disponible en los años tributarios que comienzan después del 31 de diciembre de 2017, lo que significa que los contribuyentes elegibles podrán reclamarla por primera vez en su Formulario 1040 del año 2018.

La guía emitida hoy incluye:

  • Una serie de normas (PDF, en inglés), que finalizan las normas propuestas emitidas el verano pasado, una nueva serie de normas propuestas (PDF, en inglés), que proporcionan guía sobre varios aspectos de la deducción de QBI, incluidos los dividendos de REIT calificados recibidos por las compañías de inversiones reguladas
  • Un procedimiento de ingresos (PDF, en inglés), que proporciona guía sobre cómo determinar los salarios del W-2 para los propósitos de la deducción de QBI
  • Un aviso (PDF, en inglés) sobre un procedimiento de ingresos propuesto, que proporcione un “safe harbor” (refugio seguro) para ciertas empresas de bienes raíces que puedan tratarse como un comercio o negocio para los propósitos de la deducción de QBI.

El procedimiento de ingresos propuesto, incluido en el Aviso 2019-07, permite a los individuos y entidades que poseen bienes raíces de alquiler directamente o a través de una entidad no considerada como separada de su dueño (disregarded entity), tratar como un comercio o negocio a una empresa de bienes raíces de alquiler, para los propósitos de la deducción de QBI, si se cumplen ciertos requisitos. Los contribuyentes pueden confiar en este safe harbor (refugio seguro) hasta que se emita un procedimiento de ingresos final. 

La deducción de QBI está disponible en general para los contribuyentes elegibles con ingresos tributables en 2018 de $315.000 o menores para las declaraciones conjuntas y $157.500 para otros contribuyentes. Las personas cuyos ingresos están por encima de estos niveles aún son elegibles para la deducción, pero están sujetas a limitaciones, tales como el tipo de comercio o negocio, la cantidad de salarios de los Formularios W-2 pagados en el comercio o negocio y la base no ajustada inmediatamente después de adquirir la propiedad calificada. Estas limitaciones se describen en su totalidad en las normas finales.

La deducción de QBI no está disponible para los ingresos salariales o para los ingresos de negocios obtenidos por una sociedad anónima tipo C.

Para obtener detalles sobre esta deducción, incluidas las respuestas a las preguntas frecuentes, además de información sobre otras disposiciones de la TCJA, visite IRS.gov/reformatributaria.