Al formar una sociedad anónima, los accionistas potenciales intercambian dinero, propiedad, o ambos, para el capital social de la sociedad anónima. Una sociedad anónima generalmente toma las mismas deducciones que un dueño único para calcular sus ingresos tributables. Una sociedad anónima también puede tomar deducciones especiales. Para los propósitos del impuesto federal sobre los ingresos, una sociedad anónima de tipo C se reconoce como una entidad contribuyente separada. Una sociedad anónima lleva a cabo operaciones, realiza ingresos o pérdidas netas, paga impuestos y distribuye las ganancias a los accionistas.

Los impuestos sobre la ganancia de una sociedad anónima se imponen al momento de percibir la ganancia, y luego el impuesto se impone a los accionistas cuando es distribuida como dividendos. Esto resulta en un impuesto doble. La sociedad anónima no recibe una deducción tributaria al distribuir los dividendos a los accionistas. Los accionistas no pueden deducir ninguna pérdida de la sociedad anónima.
Si tiene una sociedad anónima de tipo C, utilice la información en la tabla a continuación para ayudarle a determinar algunos de los formularios que puede tener que presentar.

Las sociedades anónimas que poseen activos de $10 millones o más y presentan al menos 250 declaraciones anualmente, están obligadas a presentar electrónicamente sus Formularios 1120 y 1120S para los años tributarios que terminan el 31 de diciembre de 2007 o posteriores. Para obtener más información sobre la presentación electrónica, vea Electronic Filing Options for Business and Self-Employed Taxpayers (en inglés) (Opciones electrónicas para negocios y contribuyentes que trabajan por cuenta propia).

Sociedades anónimas


Rate the Small Business and Self-Employed Website