Al presentar una declaración de impuestos, quizás necesite incluir becas y subvenciones como ingreso tributable. Los beneficios tributarios por estudios superiores, tales como deducciones por intereses pagados en préstamos estudiantiles, créditos y programas de matrícula, podrían ayudar a disminuir el impuesto que adeuda.