Datos que ayudan a contribuyentes a entender planes personales de ahorro para la jubilación (IRA)

Consejo Tributario del IRS 2018-145SP, 18 de septiembre de 2018

Los planes personales de ahorro para la jubilación – mejor conocidos simplemente como IRAs (en inglés) – son planes de ahorro para proporcionar seguridad financiera en la jubilación. Un contribuyente puede establecer una cuenta IRA con un:

  • banco u otra institución financiera
  • compañía de seguro de vida
  • fondo de inversion
  • corredor de bolsa

A continuación, algunos términos y definiciones relacionados con IRAs para aprender más acerca de cómo funcionan los planes:

IRA tradicional: Las contribuciones a una IRA tradicional pueden ser deducibles de impuestos (en inglés). Los ahorros de un IRA tradicional no son tributables hasta que los retire de la cuenta.

Plan de incentivos de ahorros para empleados: Conocido como IRA SIMPLE (en inglés). Permite a empleados y empleadores a contribuir a IRAs tradicionales establecidos para empleados. Es ideal como un plan de ahorros de retiro para pequeños empleadores que no patrocinan un plan de jubilación.

Pensión de empleados simplificada: Mejor conocido como un IRA-SEP (en inglés), es un plan escrito que permite a un empleador hacer contribuciones para su propio retiro y el de sus empleados sin involucrarse en un plan calificado más complejo. Un SEP es propiedad y controlado por el empleado.

IRA Roth: Sujeto a las mismas reglas que un IRA tradicional con ciertas excepciones (en inglés). Por ejemplo, un contribuyente no puede deducir contribuciones a un IRA Roth. Sin embargo, si el dueño del IRA cumple con ciertos requisitos, las distribuciones calificadas (en inglés) no están sujetas a impuestos.

Contribución: Cantidad de dinero que alguien contribuye a su IRA. Hay límites a la cantidad (en inglés) que se puede contribuir a su IRA anualmente; se basan en la edad del dueño de la IRA y el tipo de IRA.

Distribución: Esencialmente un retiro. Esta es la cantidad de ahorros que alguien retira de su IRA.

Distribución requerida: Un contribuyente no puede mantener los ahorros de jubilación indefinidamente. En general, alguien con un IRA debe comenzar a retirar (en inglés) cuando llegue a los 70 años. Las IRAs Roth no requieren retiros hasta después del fallecimiento del dueño.

Reinversión: Esto es cuando el dueño del IRA recibe un pago del plan de jubilación y lo deposita en otra IRA (en inglés) dentro de los 60 días.

Más información:

Suscríbase a los Consejos Tributarios del IRS