IRS destaca créditos y deducciones para empresas durante la Semana Nacional de la Pequeña Empresa

IR-2019-93SP, 10 de mayo de 2019

WASHINGTON — Durante la Semana Nacional de la Pequeña Empresa, el Servicio de Impuestos Internos les recuerda a los propietarios de pequeños negocios y trabajadores independientes que aprovechen las deducciones y créditos que pueden ayudar con sus resultados finales. 

La Semana Nacional de la Pequeña Empresa es del 5 de mayo al 11 de mayo. Durante más de 50 años, la semana ha reconocido las importantes contribuciones de los empresarios y dueños de pequeñas empresas de los Estados Unidos.

Revisar ahora las opciones y elegibilidad puede ayudar a los dueños de negocios a estimar mejor su situación tributaria y planificar. A continuación, encontrará algunas deducciones y créditos claves que pueden beneficiar a los contribuyentes que son dueños de pequeñas empresas. 

Deducciones

Deducción de ingresos calificado del negocio. Muchas personas, que incluyen empresarios que operan negocios por cuenta propia, corporaciones S, fideicomisos y propiedades pueden ser elegible para una deducción de ingresos calificados de negocios, también llamada deducción de la sección 199A. Algunos fideicomisos y estados también pueden reclamar la deducción directamente.

La deducción permite la deducción de hasta 20 por ciento de sus ingresos comerciales calificados (QBI) más el 20% de los dividendos calificados del Fideicomiso de inversión en bienes raíces (REIT) y los ingresos de las sociedades calificadas que cotizan en bolsa (PTP). Los ingresos obtenidos por una corporación C o por proporcionar servicios como empleado no son elegible para la deducción.   

La deducción está disponible para los años tributarios que comienzan después del 31 de diciembre de 2017. Los contribuyentes elegibles pueden reclamarla por primera vez en sus declaraciones de impuestos federales de 2018 presentadas en 2019. 

Pérdidas de negocios. La Ley de Empleos y Reducción de Impuestos (TCJA, por sus siglas en inglés) modificó las pérdidas. Bajo la TCJA, las pérdidas de un comercio o negocio ahora están limitadas a $250,000 o $500,000 para una declaración conjunta. Esto incluye actividades reportadas en el Anexo C (en inglés) por un empleado por cuenta propia y actividades de granja reportadas en el Anexo F (en inglés). También incluye ser un empleado y ciertas actividades reportadas en el Anexo E (en inglés). Las pérdidas comerciales en exceso que no se permiten se tratan como una pérdida neta (NOL) de explotación operativa al siguiente año contributivo.

Para la mayoría de los contribuyentes, las NOL que surgen en los años tributarios que terminan después de 2017 solo se pueden transferir en el futuro. Sin embargo, algunos negocios de granja y compañías de seguros – además de seguro de vida, aún pueden usar la regla de devolución de dos años para ciertas pérdidas. Después del 31 de diciembre, la nueva ley limita la deducción por pérdida operativa neta al 80% de los ingresos tributables. Las reglas para las NOLs existentes o previas a 2018 permanecen iguales.

Gastos de negocios. Los gastos de negocios generalmente son deducibles si el negocio opera para generar una ganancia. Para que pueda ser deducible, un gasto de negocio debe ser ambos, ordinario y necesario. Un gasto ordinario es uno que es común y aceptado en su oficio o negocio. Un gasto necesario es uno que ayuda y es apropiado para su oficio o negocio. Un gasto no tiene que ser indispensable para considerarse necesario. Los gastos de negocios incluyen:

  • Uso de su hogar para negocios – Si un contribuyente usa parte de su hogar para un negocio, parte de sus gastos de hogar podrían ser deducibles. Estos gastos pueden incluir intereses de hipoteca, seguros, servicios públicos, reparaciones, y depreciación. Alternativamente, un método simplificado está disponible para calcular esta deducción. Se aplican reglas y límites especiales.  Vea la  Publicación 587 (en inglés) para detalles. 
  • Uso de su automóvil para negocio – Si un contribuyente usa su automóvil en su negocio, puede deducir sus gastos de auto. Si lo usa para ambos propósitos de negocio y personal, debe dividir sus gastos a base del millaje real. Para detalles que incluyen reglas especiales de mantenimiento de registros, vea la Publicación 463 (en inglés).
  • Comidas y entretenimiento – En general, los contribuyentes pueden deducir el 50 por ciento del costo de las comidas de negocios si el contribuyente (o un empleado del contribuyente) está presente y los alimentos o bebidas no se consideran lujosos o extravagantes.
  • Gastos de renta – En general, los contribuyentes pueden deducir los gastos de renta solo si la renta es por propiedad en su comercio. Si tienen o recibirán el capital o el título de la propiedad, el alquiler no es deducible.
  • Interés – El gasto por intereses comerciales es una cantidad cobrada por el uso de dinero que un contribuyente tomó como préstamo para sus actividades de negocios. Podrían aplicarse límites y reglas especiales. Vea  preguntas y respuestas básicas sobre los límites por la deducción de gastos de intereses comerciales (en inglés) para más información.
  • Impuestos – Un contribuyente puede deducir varios impuestos federales, estatales, locales y extranjeros como gastos comerciales cuando son directamente atribuibles a su comercio o negocio.

La Publicación 535, Gastos de Negocio (en inglés), contiene más información acerca de estos y otros gastos de negocios que son deducibles, y que incluyen los gastos relacionados con el empleado, como el pago de los empleados, los planes de jubilación y seguro.

Créditos

Crédito general del negocio. El crédito general del negocio incluye alrededor de dos docenas de créditos tributarios de una variedad de actividades de negocios. A menudo, un contribuyente que califica para uno o más de estos créditos, pero no puede usarlos para un año tributario determinado, puede transferirlo a un año anterior o futuro. Vea el Formulario 3800 (en inglés) y sus instrucciones para detalles.

Crédito del empleador por licencia familiar y médica pagada. La TCJA agregó este nuevo crédito general de negocio que los empleadores que califican pueden reclamar a base de los ingresos pagados a los empleados durante la licencia familiar o médica (en inglés). Para reclamar el crédito, los empleadores deben tener una política escrita que cumpla con ciertos requisitos, e incluye proveer al menos dos semanas de licencia familiar y médica pagada anualmente a empleados de tiempo completo (también puede ser distribuido para los empleados que trabajan tiempo parcial) y la licencia pagada debe ser de al menos el 50 por ciento de los ingresos normalmente pagados al empleado. Para el año tributario 2018, el salario del empleado debe haber sido de $72,000 o menos. Vea el aviso 2018-71 y sus instrucciones sobre detalles del Formulario 8994 (en inglés).

Créditos tributarios pueden ayudar a empleadores a contratar trabajadores. Con muchos negocios que ahora enfrentan un mercado laboral difícil, hay otro crédito general de negocio que podría ayudar. El conocido Crédito Tributario por Oportunidad de Trabajo (WOTC, por sus siglas en inglés) está diseñando para ayudar a los empleadores que contratan trabajadores que enfrentan barreras significativas de empleo como ciertos veteranos, beneficiarios de ciertos tipos de asistencia pública, y otras categorías de trabajadores que enfrentan barreras de empleo Requisitos de certificación y otras reglas especiales aplican. Para saber más, visite IRS.gov/wotc

Encuentre más información acerca de créditos tributarios de negocio en IRS.gov.

Más informacion: